Sidebar

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

De ocurrencias e improductividad legislativa

A casi seis meses que arrancara trabajos la LXIII Legislatura de Tabasco, hasta hoy, lo que más se habla de los integrantes del poder legislativo son la escasa productividad como hacedores de leyes y las ocurrencias que han cometido al hacer uso de la tribuna en el pleno.

Como quedó evidenciado el jueves de la semana pasada cuando el diputado independiente, José Manuel Sepúlveda del Valle corrigió una reforma que había presentado su homóloga del PVEM, Carolina Lastra en materia de Participación Ciudadana.

De hecho, el legislador del municipio de Huimanguillo sugirió desde la tribuna a los diputados a no caer en ocurrencias al momento de hacer propuestas en materia legislativa.

Y es por lo visto lo que ha derivado que muchas iniciativas, propuestas de reforma, exhortos y decretos se vayan acumulando en las comisiones legislativas y no tengan salida para llevarlas al pleno para su aprobación o rechazo.

Se ha detectado incluso entre los propios diputados que hay quienes han plagiado iniciativas de otros estados o bien de propuestas que se han presentado en otras legislaturas sólo para justificar que se está trabajando.

Este columnista consultó con conocedores de  asuntos parlamentarios y en lo que se coincide es que de las iniciativas presentadas por los diputados locales la mayoría son inarmonizables.

Pero además, dejan ver que por el cúmulo de propuestas de ley, a estas alturas los asesores del Congreso ya deberían meterse a analizar cuáles son viables y las que no, desecharlas. Esto es, las que entran en la esfera del Poder Legislativo llevarlas a comisión y debatir su viabilidad.

Si bien es cierto que la mayoría de los representantes populares llegan a la Cámara de Diputados sin la mínima experiencia en materia de derecho parlamentario o conocedores del quehacer legislativo, el aprendizaje no ha estado a las alturas de lo que demandan los tabasqueños.

Máxime que la actual legislatura se encuentra bajo el control de Morena y los resultados hasta ahora obtenidos no han sido los mejores.

Los yerros cometidos con la aprobación de la cuenta pública del exgobernador, Arturo Núñez, quien dejó un estado quebrado financieramente y con múltiples irregularidades, sólo por citar un caso, aún no se la perdonan a la mayoría de los diputados.

 

Testigo fiel
 
Por: Jesús Torres
 
Toca fondo periódico favorito de AMLO
 
La crisis económica que atraviesan diversos diarios locales y nacionales con la llegada de Morena al poder, también alcanzó ya al periódico preferido en Tabasco del hoy presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
 
Me refiero a La Verdad del Sureste, quien hizo su primera aparición un 24 de abril de 1991, año en que López Obrador era presidente y fundador del PRD en el estado y enfrentaba su segunda derrota electoral en las elecciones intermedia de ese año, durante el periodo de gobierno del priista, Salvador Neme Castillo.
 
Hoy a 28 años del diario de la ‘Sociedad Civil’, este medio nunca se imaginó que después de más de dos décadas de sufrir los embates de gobiernos priistas que apostaban a su desaparición, finalmente tocó fondo con la Cuarta Transformación del presidente de la república y de Morena en Tabasco.
 
Algunos de sus ex directivos incluso ya emigraron al partido de AMLO y son funcionarios y otros más siguen ejerciendo el noble oficio del periodismo desde sus trincheras.
 
Como algunos de los diarios que hay en Tabasco, incluso en el país, La Verdad del Sureste tuvo que bajar sus cortinas y suspender su edición impresa para quedarse sólo con su página digital.
 
La crisis financiera por la que atraviesa es similar a la de muchos medios de comunicación en el estado quienes han tenido que reducir su plantilla de trabajadores, no van al corriente del pago de quincenas y han tenido que disminuir tiraje y contenidos.
 
En el caso de Tabasco, el gobierno del morenista, Adán Augusto López Hernández anunció que del presupuesto para Comunicación Social originalmente de 160 millones de pesos para este año, se redujo a 4.7 millones de pesos, lo que acentuará la crisis económica para varios medios de comunicación que todavía se resisten a desaparecer y que en administraciones pasadas su principal ingreso tenía que ver con la publicidad oficial.
 
El mandatario estatal incluso declaró que en vez de destinar recursos a la prensa para la promoción de las acciones de su gobierno, lo invertirá en hospitales y programas sociales donde hacen más falta.
 
¿Cuántos más correrán la misma suerte que La Verdad del Sureste en lo que resta de este  año y el sexenio?  Ya está visto que el futuro no pinta nada promisorio para la prensa escrita.

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Narro, lo viejo del PRI

En el ocaso de su vida, a sus 70 años, el  dos veces rector de la UNAM, José Narro Robles mejor hubiera concluido su trayectoria académica como docente de esa máxima casa de estudios en la formación de futuros hombres y mujeres de la medicina y no ‘manchar’ su reputación, si es que la tuvo, desde que decidió incursionar en la política.

Originario de Saltillo, Coahuila, Narro Robles fue secretario de Salud en la administración de Enrique Peña Nieto de 2016 al 2018, tiempo en que se privilegió a por lo menos 10 proveedores para que se hicieran de contratos por miles de millones de pesos en la  venta de medicamentos para el sector salud. 

¿Tendrá limpia las manos en todo esto el hoy aspirante a la dirigencia nacional del PRI?, porque el presidente, Andrés Manuel López Obrador señaló que hubo omisión de Narro en la compra de medicamentos caros y otras irregularidades, aunque más adelante también reconoció que no hay denuncias por estos hechos en lo que se ha calificado como los “consentidos” de la administración de Peña Nieto.

En redes sociales ha trascendido que varias de estas empresas que adquirieron jugosos contratos por el orden de los 241 mil millones están vinculadas al mismísimo ex secretario de Salud, así como a políticos priistas de la talla de Manlio Favio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Emilio Gamboa Padrón y Roberto Madrazo.

Sea cierto o no, deja sembrada la sospecha para que todo mundo siga pensando que este tipo de políticos priistas, involucrados en supuestos actos de corrupción, es lo que ya no quiere el país.

Por eso al inicio de esta columna señalaba que el doctor Narro mejor hubiera continuado con su trayectoria académica al servicio de la medicina desde la UNAM y dejar de un lado sus aspiraciones políticas, máxime ahora que su partido viene de una derrota electoral y lo que necesita es sangre nueva que le impregne un dinamismo para hacerlo competitivo en el 2021.

Eso de exhibirse con gentes, como el priista oaxaqueño, Ulises Ruiz, pareja electoral y política de Roberto Madrazo, acusado de orquestar un descomunal fraude electoral en Tabasco en las elecciones de 1994, deja al descubierto que nada bueno tejen ambos personajes rumbo al proceso interno del tricolor.

¿A que le estará apostando, Narro Robles en la elección para la dirigencia nacional del PRI? A que la decisión sea tomada por una cúpula rapaz de su partido o por una elite de 'connotados' priistas a la que él pertenece? Eso todavía está por verse.

 

  

 

 
 
 
 
 

Testigo fiel
 
Por: Jesús Torres
 
Simulación contra la corrupción
 
La nuñista, Elidé Moreno Cáliz fue finalmente designada, entre una terna de aspirantes, para ocupar la Secretaría Técnica de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción (SESEA). En el camino se quedaron, Beatriz López Priego, vinculada al equipo de campaña del hoy gobernador, Adán Augusto López Hernández y el abogado, Orlando Zepeda Arias, este último con una carrera intachable en la administración pública y actual defensor de los derechos humanos.
 
Si en el pasado este organismo sirvió de tapadera al gobierno de Arturo Núñez, el cuál desvío 3 mil 500 millones de pesos, con el nombramiento de Moreno Cáliz, ex titular del ITAIP y ex consejera del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana durante el nuñismo, lo único que se puede esperar del Sistema Estatal Anticorrupción es más simulación con el actual régimen.
 
Y es que en el 2017, cuando fue aprobada la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, la crítica no se hizo esperar por empresarios tabasqueños quienes vieron una legislación a modo para el gobernante en turno, pues los responsables de los nombramientos, como ocurrió en este caso con Moreno Cáliz, en su mayoría son funcionarios de la actual administración.
 
Vale la pena citar lo dicho sobre el tema en aquel entonces por el vicepresidente de la Comisión Anticorrupción de Coparmex nacional, Roberto Erhman: “no nos hagamos ilusiones, en cuestiones de lucha anticorrupción hay un tema que todos nosotros tenemos que tener bien claro, no podemos permitirnos el lujo de ser ingenuos. Tenemos un sistema local anticorrupción en donde todas las patas están vinculadas al gobernador en turno”.
 
El asunto es que si tanto Moreno Cáliz como Beatriz López Priego eran las menos indicadas para ocupar el cargo de Secretaria Técnica de la Secretaría Ejecutiva del SESEA por su pasado y sus vínculos políticos, ¿por qué no se optó por un tercero que viniera a sanear un organismo acusado en el sexenio pasado de ser cómplice del saqueo en Tabasco?
 
Como escribiera en su columna Sin Remitente, el periodista Víctor Ulín, “en momentos en que el gobierno requiere acreditar con hechos el combate frontal a la impunidad, el Sistema Estatal Anticorrupción de Tabasco demanda integrantes incuestionables moral y profesionalmente, y, por tanto, una renovación total de sus actuales miembros”.
 

 

Desafortunadamente el mensaje que ayer se dio en ese organismo fue el equivocado. Más de lo mismo.

Facebook Like Box