Inicio Testigo Fiel La burla al pueblo de Tabasco

La burla al pueblo de Tabasco

163
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

La burla al pueblo de Tabasco

Si alguien pensaba todavía que verían al ex gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez y a su esposa, Martha Lilia López Aguilera tras las rejas, están muy equivocados.

El mensaje que se envió el lunes a través de las redes sociales, desde Palacio Nacional está más que claro y confirman una vez más la burla al pueblo tabasqueño.

Esto, después del encuentro que sostuvo el presidente, Andrés Manuel López Obrador con el hijo de la pareja ex gobernante, me refiero al alcalde de Cuauhtémoc, de la ciudad de México, Néstor Núñez López.

En la fotografía que el morenista compartió en sus cuentas de Twitter y Facebook, se observa a ambos abrazados en el despacho del oriundo de Macuspana como si el desastre financiero que sus padres provocaron a la administración pública estatal  hubiera sido un caso menor.

En su última visita que realizó a Tabasco, en agosto pasado, AMLO incluso ya había echado por tierra cualquier posibilidad que su administración investigara la gestión de Núñez Jiménez a quien diputados de Morena, a finales del año pasado, le aprobaron la cuenta pública de 2017.

Eso y con todo que el Órgano Superior de Fiscalización detectara después irregularidades por casi 6 mil millones de pesos al ejercicio de 2018 del ex mandatario tabasqueño.

En la memoria de los tabasqueños aún  no se olvida que por esas mismas fechas, Arturo Núñez y su esposa se paseaban por España disfrutando de las mejores carnes y vinos en un restaurante de Madrid, seguros de que este gobierno, como ya se vio, no los llevará ante la justicia.

Mientras tanto, Tabasco sigue ocupando los primeros lugares en desempleo e inseguridad y lo que es peor, situado en el sótano en materia de crecimiento económico.

Tan es así que el actual gobierno se encuentra al borde del colapso financiero al cierre de este año si la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no autoriza un préstamo de 5 mil millones de pesos para el pago de prestaciones y nómina de fin de año a la burocracia en el estado.

Bien aplicaría el dicho en este caso para los de Morena y sus gobiernos cuando se dice que ‘ya ni la burla perdonan’.