Inicio Transparencia política Ajuste de cuentas

Ajuste de cuentas

151
0

TRANSPRENCIA

POLITICA

Por Erwin Macario

 Ajuste de cuentas

 —Mariposa no siente respeto

alguno por nosotros.

—No tiene respeto por nadie

—añadio Tessio. Mario Puzo/

Los Corleone

 Para los políticos y los analistas políticos, un libro imprescindible en la saga de la mafia siciliana, de Mario Puzo, es la novela Los Corleone, basada en el guión teatral que dejó inconcluso el autor de El Padrino, Los tontos mueren, El siciliano, La cuarta K, El último Don y Omertá.

La novela que Ed Falco agrega “al espeluznante mundo de las Cinco Familias” —perdón por la coincidencia—, es “una descripción fascinante de los comienzos de la familia Corleone” y como dice el Washington Post “Falco ha captado el estilo de la rica prosa de Puzo y su ojo para el detalle”.

El libro, pues, y en ello hay semejanzas con el mundo político, aborda tradición y violencia, lealtad y traición… odios y amores. Otra vez: perdón por la coincidencia.

El epígrafe de hoy se da al principio de la batalla que determinaría que familias, de las cinco, dominarán y cuáles enfrentarán un final violento. Eran los inicios del poder de Don Vito Corleone, preocupado por hacer de sus hijos personas respetables alejadas de la vida que él se vio obligado a llevar. Otro perdón, queridos lectores. Tutta proportion garde con los cachorros de la política tabasqueña.

Giuseppe Mariposa no sabía quien, realmente, le estaba causando daño en sus negocios. Por eso sacudía el puño contra todos, esperando ver que ocurría.

No les voy a contar el desenlace, pero sí porqué este largo introito:

Al principio del proceso electoral para elegir al presidente municipal que concluya el trienio interrumpido que por ahora atiende —y muy bien— Francisco Peralta Burelo, un grupo de columnistas fue invitado por Roberto Madrazo a un desayuno con priístas de todos los municipios. Fue en el restaurante Los Jinetes.

Algunos de estos miraban como gallina que ve lombriz a uno que dos de los analistas políticos que ahí se encontraban. No aceptaban las críticas que ya se daban a la candidata Liliana Madrigal y que fueron aumentando a través de los días por las fallas garrafales de la campaña priísta, con su comandante Achirica Dos.

Ese día el propio Roberto Madrazo pidió a Florizel Medina Pereznieto aclarara las cosas. Pechel dijo que los columnistas estaban ahí porque eran amigos de Roberto Madrazo. Y la fiesta siguió para lo que el mismo vocero madracista pidió pasar a las viandas para que los huevos no se enfriaran.

Parece que con el tiempo sucedió lo contrario. Se calentaron. Y los columnistas —los que asistieron a ese desayuno y otros que no fueron invitados— resultaron en realidad un verdadero dolor de huevo para las Cinco Familias del PRI, al grado que el propio ex gobernador de Tabasco y ex candidato presidencial, salió a lo que se considera puede resultar un ajuste de cuentas.

En las redes circula desde el domingo 28 de febrero un video en el que el papá de Federico Madrazo no sólo admite que el PRI va perdiendo la batalla —ante la falta de respeto que esta vez tuvieron con los medios, al traer especialistas del llamado Método Sonora, con su versión tropicalizada en Colima por Manuel Andrade—, sino que se queja contra los columnistas que están ganando esa batalla contra el PRI, su candidata, su comandante de caricatura y las familias que se disputan ese territorio.

La verdad que el intentar ganar con troles y posts importados, pasando por encima de la  prensa tabasqueña, y las propias redes sociales, así como con el viejo trabajo sucio de los denuestos contra los oponentes, le resultó un fracaso al PRI y sus strategos.

Y así lo reconoce el enojo de Roberto Madrazo, que dejó total para el análisis:

Hay dos campañas.

La campaña de los columnistas y la campaña de Liliana.

La campaña de Liliana la vamos ganando y la vamos a ganar. Es una campaña a fondo es una campaña seria, es una campaña que atrás de Liliana a reunido a muchísimas personas. Son cientos y miles de personas las que estamos trabajando para que Liliana gane la elección. En esa estamos bien.

La campaña que estamos perdiendo es la que ustedes,  columnistas, están haciendo. Y la están haciendo por sus intereses personales; yo estaba acostumbrado que  leía análisis políticos en sus columnas. Hoy veo que “si se le corrió el rimel”, que “si no le combinaba el color del zapato con el color del chaleco”. Se pasaron a sociales y ahora están en espectáculo.

Espero que el  13 de marzo mis amigos columnistas vuelvan a estar en el análisis político y nos digan porque les ganamos la elección.

Hasta aquí el reclamo.

Roberto, al parecer, invitó para esa catilinaria a los amigos que podía regañar, reclamarles.

Y a la red de priístas que mantiene en Tabasco y que le servirán a Federiquito para el 2018, les infundió ánimos en ese discurso: Y vamos a ganar porque este trabajo de ustedes es un trabajo efectivo, es un trabajo real. Nos falta el último jaloncito.

Don Mariposa dijo a Rosario Laconti: —¿Sabes cuántos problemas me has cuausado? —Se trata de negocios, Joe —replicó Rosario, levantando la voz. Todo es parte del negocio.