Inicio Internacional Alertan menor efectividad de vacuna anticovid en obesos

Alertan menor efectividad de vacuna anticovid en obesos

104
0

La vacuna de Covid-19 podría tener menor impacto de protección a las personas con obesidad, enfermedades crónicas y padecimientos con el sistema inmune comprometido, estimaron expertos en la salud.

Por el alto grado de grasa en el cuerpo y otros aspectos, los individuos obesos son propensos a una condición inflamatoria crónica, lo cual provoca una menor efectividad en la respuesta inmune que producen las vacunas, explicó Fernando Pérez Galaz, coordinador del Instituto de Obesidad y Síndrome Metabólico del Hospital Angeles Lomas.

En entrevista para Forbes México, el médico relató que las personas con enfermedades crónicas o autoinmunes también podrían sufrir una eficiencia menor en este tratamiento debido a una respuesta inmunológica débil provocada por su afección.

Aclaró que puede haber diferentes tipos de vacuna que producen diversos grados de respuesta inmunológica, pero el paciente debe tener un sistema de defensa adecuado para que haya una respuesta positiva.

Por su parte, Mauricio Rodríguez álvarez, vocero de la Comisión Covid19 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincidió en que en las personas con este tipo de enfermedades se ven en desventaja ante la vacuna, sin embargo dijo que son aspectos que se evalúan durante la creación de estos productos médicos.

“Durante el desarrollo clínico (de la vacuna) se evalúa cómo se comporta en personas con cáncer, con qué tipo de cáncer, con algunos medicamentos, con condiciones clínicas y demás”, indicó a este portal de noticias.

Abundó que en la fase tres de prueba de estos insumos, donde se incluye a decenas de miles de participantes, es donde se analiza cómo se comporta este material en las diferentes subpoblaciones.

El catedrático de la máxima casa de estudios apuntó que después de las pruebas clínicas, la vacuna requiere una revisión regulatoria por la autoridad competente, quien establece las condiciones de uso para que sea distribuida en la población.

En tanto, Pérez Galaz aclaró que todavía no hay datos suficientes para estimar cuánto tiempo tardará la inmunización de la sociedad cuando esté listo el material inmunológico, puesto hay varios factores endebles como la respuesta de las personas y el periodo de protección en el cuerpo.

“No sabemos si con una dosis es suficiente para tener una inhumanidad y cuánto tiempo dura la inmunidad. Todavía estamos en una etapa muy temprana para aventurarse a decir cuánto va a durar la inmunidad de la vacuna”.

En ese sentido, insistió que de aquí en adelante los ciudadanos deben cuidarse y mantener las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus:

“La normalidad que conocíamos tu y yo en enero, esa ya se fue”.

Añadió que también es una oportunidad atender los problemas de obesidad y enfermedades crónicas que hay en los mexicanos, ya que son un factor de riesgo importante, y el Covid-19 lo demostró.

Según datos de la Secretaría de Salud, el 70% de los mexicanos padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad, además, esta enfermedad se asocia principalmente con la diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El coordinador del Instituto de Obesidad y Síndrome Metabólico invitó a la población a vacunarse en la temporada invernal contra la influenza estacional y AH1N1, así como a mantener las medidas sanitarias porque sería peligroso que se juntaran brontes de coronavirus y de estos padecimientos.

Explicó que los síntomas de ambas enfermedades son parecidos, por lo que lo más recomendable es que en caso de presentarlos es imprescindible acudir a un médico para un diagnóstico; además de no ponerse la vacuna hasta que el cuadro respiratorio pase.

Vacuna de la UNAM en etapa temprana

Rodríguez álvarez, vocero de la Comisión Covid19 de la UNAM, informó que la universidad está trabajando en dos proyectos en este rubro, sin embargo ambos se encuentran en etapas tempranas de desarrollo: prueba de conceptos y en modelos animales.

A pesar de ello, dijo esperar buenos resultados para que continúe la viabilidad del proyecto y a mediados del 2021 se podría comenzar la siguiente etapa de investigación clínica a gran escala.

“Podría ser un escenario que depende de los resultados previos, no es correcto comprometerse con una fecha, dependiendo de los resultados podría estar avanzando en fase tres en la siguiente mitad del año que viene”, adelantó. (Forbes).