Inicio Sin Remitente Alianza, el PRI debe llevar mano

Alianza, el PRI debe llevar mano

38
0

Sin Remitente
Alianza, el PRI
debe llevar mano
Víctor Ulín

Ni por asomo, el PRD Tabasco es lo que era. Hoy, hay que decirlo, son unos cuántos preocupados por mantener la franquicia para seguir viviendo de las prerrogativas y de los cargos de elección plurinominales.
Los perredistas de a pie, los que siempre llevaron el peso de las elecciones y constituían las estructuras, han emigrado a Morena convencidos de que tendrán mejores oportunidades y mucho más valorados.

Para el PRD y los que lo regentean ahora – Juan Manuel Focil Pérez y Gerardo Gaudiano- buscan con una eventual alianza opositora mantenerse a flote y de paso pescar algunas posiciones políticas.
Los perredistas cupulares de ayer, viven ahora de la nostalgia del pasado, cuando Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente, los hacía ganar elecciones hasta con una vaca como candidato a cualquier cargo.
Ergo entonces, hoy los perredistas carecen de fuerza y capital electoral como para imponerle al PRI candidatos dónde éste partido tiene posibilidades reales de competirle y, si hace bien las cosas, ganarle a su adversario Morena.
En Huimanguillo, por ejemplo, el PRI y su dirigente Dagoberto Lara saben que el aspirante más competitivo y en crecimiento es Jorge Elías Dagdug, y que una encuesta interna o abierta lo confirmaría como el candidato idóneo, incluso, a vencer por sus adversarios en la próxima contienda.
En Huimanguillo, pues, los perredistas, sin condicionamientos a ultranza, deben apostarle a que sea el empresario Jorge Elías Dagdug el candidato a la alcaldía y cerrar fila para multiplicar los votos.
A nadie más que a los perredistas le conviene que un candidato competitivo como el empresario les aporte votos para mantener su registro y de paso algunas posiciones en el Cabildo o en el Ayuntamiento, pero sin caprichos y a pegados a su realidad.
En PRI, por su parte, en esta nueva etapa de renovación y de una oposición combativa en crecimiento que encabeza Dagoberto Lara Sedas, está en la antesala de renacer con gobiernos municipales, siempre y cuando tome las mejores decisiones para el partido y su fiel militancia que est presta a respaldar a los mejores o rebelarse ante imposiciones, mucho más si son perredistas los que terminen siendo postulados pese a que no tendrían oportunidad alguna de ganarle a Morena.