Inicio Testigo Fiel Alianza opositora debe ir con los mejores

Alianza opositora debe ir con los mejores

132
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Alianza opositora debe ir con los mejores

En la víspera de que Tabasco entre en la etapa electoral rumbo a las elecciones del próximo año para la renovación de ayuntamientos y la Cámara de Diputados, los partidos políticos de oposición con presencia en el estado, PRI, PAN y PRD, tejen ya una alianza para arrebatar a Morena los espacios ganados en el 2018.

Las dirigencias nacionales de estas fuerzas políticas, ya dieron ‘luz verde’ para que en cada entidad del país construyan acuerdos para ir unidos con los aspirantes mejor posicionados en el ánimo electoral.

Aunque también, de no lograrse consensos en algunos casos, los partidos políticos podrán ir solos, con candidatos propios, en la disputa electoral de 2021 que se celebrará en todo el país.

Hasta este momento, ningún partido político  puede decir que lleve mano en un municipio, distrito o circunscripción electoral, en tanto no se tenga una medición certera de quienes aspiran a un cargo de elección popular.

Lo peor que podría pasar en la construcción de una coalición opositora, integrada por el PRI, PAN y PRD, es que se recurra a los viejos métodos de la imposición cupular y que las candidaturas se decidan en una mesa de negociación.

A medida que avanzan los tiempos, diversos  cuadros políticos, de todos los partidos, en el caso de Tabasco, han ido levantando la mano por su trabajo como representantes populares, por el liderazgo con su gente o por el acercamiento y trabajo que vienen realizando durante años en su municipio para ser tomados en cuenta.

Tomar una mala decisión en la designación de candidatos que encabece una alianza opositora podría llevar al PRI, PAN y PRD a una derrota electoral ante Morena en junio del próximo año y por tanto la oportunidad de quitar, no sólo los espacios ganados el año pasado, sino la mayoría en la Cámara de Diputados de San Lázaro.

Hoy más que nunca, los partidos de oposición deberían capitalizan el fracaso de la administración de Andrés Manuel López Obrador a dos años de gobierno y el pésimo trabajo y resultados que han dado el gobierno de Adán Augusto López y la mayoría de los alcaldes morenistas, como Jalapa y Macuspana, destituidos por casos de corrupción. Aún están a tiempo.