Inicio Testigo Fiel AMLO, la otra amenaza

AMLO, la otra amenaza

267
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

AMLO, la otra amenaza

El vienes pasado que publicaba en este espacio sobre las agresiones al periodista tabasqueño, Erwin Macario Rodríguez sólo por compartir en sus redes sociales una denuncia de un paraolímpico, que había realizado una protesta frente a Palacio de Gobierno para no perder su fuente de trabajo en el Instituto de la Juventud y el Deporte (Injudet), ese mismo día desde Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador dictaba una nueva amenaza en contra de los medios de comunicación y sus críticos.

En sus mañaneras, el tabasqueño advirtió que está buscando la manera de que quienes lo critican paguen una especie de impuesto o cuota al fisco, pues al atacarlo se convierten en una empresa lucrativa. ‘Cuánto les dan para atacarme, ganan por eso, entonces deberían cooperar en algo, porque es prensa vendida o alquilada’, expuso.

No es la primera vez que el originario de Macuspana denosta el trabajo de los periodistas, desde que llegó a la presidencia ha estigmatizado la labor  de los profesionales de la comunicación con diversos calificativos que aquí se expusieron en la entrega pasada.

Las expresiones más deleznables han sido: ‘hampas del periodismo’, ‘halcones de los conservadores’, y lo más preocupante y lejos a que ha llegado un jefe de Estado ha sido la advertencia de, ‘si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede’.

La libertad de expresión es un derecho consagrado en los artículos 6º y 7º de nuestra Carta Magna; y en el 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Lo más curioso es que hasta en la página oficial del gobierno de la república, en un artículo sobre la libertad de expresión establecen que: ‘Nadie tiene derecho a impedir mi libertad de expresión discriminándome por mi nivel de educación, color de piel, raza, género, clase social, el idioma que hablo, la religión que profeso, mi ideología política, las opiniones que tengo, mi país de origen o cualquier otra condición’.

No estaría de más que alguien de sus cercanos se atreviera a  asesorar a AMLO y decirle que en un país democrático uno de los valores más fundamentales es la libertad en todas sus expresiones.

Lo contrario es una dictadura en la que todo el poder se centra en un sólo hombre, donde predomina el totalitarismo y el autoritarismo.

No creemos que la mayoría de los mexicanos quiera eso para su país.