Inicio Testigo Fiel Avión, circo, maroma y teatro

Avión, circo, maroma y teatro

383
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Avión, circo, maroma y teatro

No quiso que le preguntaran de las inundaciones en los estados del norte del país afectados por el huracán ‘Hanna’, tampoco del coronavirus, ni de las muertes que ha dejado la pandemia en México, ya ni que decir de la violencia que se vive en el país.

El show que montó a inicio de semana, Andrés Manuel López Obrador tuvo como sede lo que fue en el pasado el conocido Hangar Presidencial y como centro del espectáculo mañanero, el tan llevado y traído avión presidencial, el mismo que ya no se sabe si se va a rifar en ‘cachitos’ o se va a vender.

El tabasqueño, se entercó, hay que decirlo así, en hablar sólo de la aeronave que costó a los mexicanos 1.7 millones de dólares mientras el gobierno de López Obrador lo tuvo un año y siete meses para su mantenimiento en el aeropuerto de Victorville, en Estados Unidos, país donde pretendía venderlo.

Al inquilino de Palacio Nacional no le importó el desastre que provocó ‘Hanna’ en Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, con un saldo hasta ahora de tres muertos y cuatro desaparecidos, entre ellos un menor de edad así como la pérdida del patrimonio de familias afectadas por las inundaciones.

El originario de Macuspana estaba más empeñado en arrancar la semana con un distractor que le dejara mayor rentabilidad a su desgastada imagen ante la crisis económica que vive el país, la pérdida de millones de empleos por la pandemia, los altos índices delictivos y lo que es peor, los más de 44 mil muertes por coronavirus.

El montaje que hizo AMLO con el avión y que utilizó para el golpeteo mediático a los partidos de oposición, incluyó un recorrido de la prensa en el interior de la aeronave para exhibir las instalaciones ejecutivas del Boeing 787-87.

Hay que recordar que el avión presidencial fue adquirido a finales de sexenio del panista, Felipe Calderón a un costo de 218 millones de dólares y en 2016 realizó su primer vuelo durante la gestión del priista, Enrique Peña Nieto.

En ese tiempo, como líder de Morena, López Obrador lanzó un spot en contra de la compra del avión presidencial el cual fue sancionado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación por actos anticipados de campaña. Decía que no lo tenía ni Obama y que en el 2018 lo iba a vender.

Ya pasaron casi dos años de su gobierno, y sigue utilizándolo para sacar raja política. Los problemas del país, pueden esperar.