Inicio Hoja de apuntes Cámaras, más vale tarde que nunca

Cámaras, más vale tarde que nunca

139
0

Hoja de Apuntes 
Ignacio Almeida 
Cámaras, más vale tarde que nunca
El Heraldo de Tabasco
24 de junio de 2015
La decisión gubernamental de colocar 600 cámaras de vigilancia en Villahermosa, anunciada al calor de las campañas políticas y coincidente con las propuestas de candidatos opositores, es algo que puede funcionar tal como ocurre en otras ciudades del país y del mundo.

Se trata de un programa que llega en medio de la peor oleada delincuencial que se recuerde, con recurrentes asaltos a mano armada, robos a comercios y casas habitación, homicidios y el latente temor del ciudadano a convertirse en víctima en cualquier momento.

Lástima que se tuvo que llegar hasta el momento más álgido, tras meses de paulatina degradación en la eficacia de seguridad, para aplicar este programa que comenzó con la controversia de la adquisición.

A los empresarios locales que vieron la oportunidad de participar y mejorar sus economías a partir del anuncio, les dieron el portazo de que la compra de las cámaras no sería vía licitación, sino que ya se habían adquirido de manera directa y a un proveedor oculto.

La justificación oficial se fincó en la secrecía por ser materia de seguridad.

Tal argumento impidió conocer cuál es el alcance en la nitidez de las imágenes como para poder captar con claridad una matrícula vehicular o el rostro de los potenciales delincuentes y si llevan algún tipo de arma, lo único que han informado es que son «de alta definición».

Tampoco si tienen visión nocturna o al menos cierto número de ellas ubicadas de forma estratégica en las principales calles y avenidas.

Quizá están seguros de que a simple vista no se podrá distinguir qué tipo de cámara se compró y cuáles sus especificaciones.

De manera reciente, los ciudadanos solo pudimos observar una parte de la sala de monitoreo instalada en el C-4 a partir de fotografías en redes sociales, luego que fue mostrada a un comunicador radiofónico.

Suponemos que por la misma secrecía no se abrió tal recorrido al resto de los medios de comunicación.

Pero especialistas en estas lides tecnológicas se preguntan si el C-4 tiene la capacidad suficiente, tanto de infraestructura como de personal, para monitorear 600 cámaras de vigilancia en la ciudad.

Hasta el momento, las autoridades aseguran que ya fueron colocadas las primeras 300 cámaras y el resto, de acuerdo a la fecha del anuncio, antes del 15 de julio.

La población espera resultados ya ante la constante inseguridad. Las estrategias hasta ahora aplicadas son fallidas y se observa a diario.

Pero las cámaras de vigilancia, sin una reacción oportuna, tal como ahora ocurre, será una inversión tirada a la basura.

Hace dos días se pudo ver cómo en la Ciudad de México ante el reporte de un autobús robado, el monitoreo sirvió para ubicar la unidad hasta dar con ella y la detención de los delincuentes que intervinieron.

Por eso también será vital conocer la capacitación que tienen los operadores del monitoreo, cuántas cámaras puede observar al mismo tiempo en una pantalla y durante cuántas horas.

Es obvio que además de las cámaras se tiene que adquirir pantallas y montar todo un equipamiento de software e internet que de sustento a la vigilancia, algo que al parecer se lo van a endosar a los empresarios.

La tecnología utilizada para asuntos de seguridad es una parte que puede ser útil siempre y cuando exista una coordinación eficaz entre quienes observarán, esperamos que las 24 horas del día, esas pantallas y la intervención inmediata de los elementos policiacos, pues las cámaras no van a capturar a los delincuentes.

HOJAS SUELTAS…

 

Bien dicen que la ocasión hace al ladrón. El tráiler volcado antier en Gaviotas, cargado de artículos de limpieza, fue saqueado. Al parecer la policía no intervino por insuficiencia de elementos para contener a la turba volcada en la rapiña. El irrespeto a la ley en su máxima expresión, mal justificada por la pobreza. En este tipo de casos lo que menos prevalece son los valores cuando se ven imágenes de jóvenes y amas de casas con las cajas de productos en las manos y en plena huida. Lamentable.+++Y como aquí se aplica el pozo tapado después del niño ahogado, la Policía Estatal de Caminos informó que colocará más señalamientos, incluso nocturnos, en la avenida Colosio en Las Gaviotas para tratar de reducir ese tipo de accidentes. ¿Y si mejor gestionan más o le exigen a la SCT federal que concluya lo antes posible el Libramiento de Villahermosa? Digo, si se la pasan reclamando todas las obras federales en vez de hacer lo que les corresponde en vías estatales, pues adelante.+++En la remodelación del Parque La Pólvora, que se supone concluye a fin de mes, al parecer el ayuntamiento de Centro no contempló la deficiente iluminación. Son lámparas similares a las que hay en el parque La Choca, donde en la noche se alcanza a distinguir el rostro de una persona cuando está a un metro de distancia. La situación es similar en la Ciudad Deportiva, a cargo del gobierno estatal.+++Más de 80 impugnaciones tendrá que dirimir el Tribunal Electoral de Tabasco. Veremos si lo del ex funcionario de la Sedafop, Ovidio Chablé, pesa en el caso de Huimanguillo y si fue solamente una acció
n focalizada hacia ese municipio. En el caso de la alcaldía de Centro, la idea sembrada en la población de una elección con elementos de anulación, ha permeado con mayor fuerza que los intentos por parte del alcalde electo, Gerardo Gaudiano, de revertir esa percepción en su recorrido mediático. Ojalá que las lisonjas que le profieren no lo vayan a marear, pues por poquito y le dicen ya que es el prohombre que Villahermosa y Tabasco aguardaban. Esperamos que mantenga la sencillez mostrada en su trayectoria, sea o no ratificado en el cargo por los tribunales.