Inicio Testigo Fiel Campeche y Tabasco, una mirada al sureste

Campeche y Tabasco, una mirada al sureste

166
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Campeche y Tabasco, una mirada al sureste

 Si algo tienen los campechanos y  tabasqueños para salir adelante, son sus riquezas naturales, culturales y por supuesto, depender menos de la actividad petrolera para no caer en los vaivenes de la economía global y nacional que afecta a los países productores de crudo como México.

Con el boom petrolero en Tabasco se pensó inmediatamente que el estado tenía ya todo para ganar, que estaba en la antesala de la prosperidad, pero tristemente nada de eso ha pasado. Al contrario se incrementó la pobreza, la prostitución y la delincuencia. Hoy en día la gente está más jodida y lo peor del caso sin empleo.

¿Qué tiene que hacer Tabasco? Regresar al campo, a su actividad agropecuaria, ahí es donde verdaderamente radica su riqueza, y rescatar  la agroindustria. No se puede pensar en estos momentos que el turismo sea el acicate para salir avante, en ese sector falta mucho por hacer a largo plazo, invertirle mucho dinero, no hay infraestructura, el servicio es pésimo y no hay como competir para que el estado sea atractivo para el visitante.

En el caso de Campeche, es diferente, no todos dependen de la industria petrolera, el problema está más focalizado en Ciudad del Carmen, donde por cierto, del despido de trabajadores de empresas contratistas, el 60 por ciento son tabasqueños.  En la isla ocurrió lo mismo que en Villahermosa, muchos de sus habitantes ya no son del lugar, provienen de otras entidades y cuenta con una población flotante.

Campeche es un estado privilegiado, no sólo por su riqueza natural sino porque es una entidad que le ha apostado al turismo, a la cultura y la actividad agropecuaria. En otras palabras no ha puesto todos los huevos en una sola canasta.

En su reciente visita a Tabasco, el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas destacó el potencial que tiene su estado durante el acto del anuncio del Programa de Reactivación Económica que dio a conocer el presidente, Enrique Peña Nieto.

Por ejemplo resaltó  que Campeche tiene en los bosques tropicales de Calakmul, el primer generador de oxígeno de México y, al mismo tiempo, el segundo pulmón más grande de América, sólo detrás de la selva del Amazonas.

Eso hace ya de entrada que Calakmul sea uno de los sitios más visitados por el turismo internacional, actividad que genera más divisas a México, y que este año colocó a nuestro país en el noveno lugar en el ranking de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Pero además, Campeche es el sexto estado en Producto Interno Bruto contribuyendo con el 4.24% al PIB nacional, lo que sumado con Tabasco, ambas entidades hacen un total de 7.38%; una aportación conjunta superior a los estados de Nuevo León y Jalisco, y sólo por debajo de la ciudad de México y del estado de México. 

En otras palabras, en el sureste hay mucho que aprovechar no sólo para que ambas entidades logren su desarrollo, sino para que cada día dependan menos del petróleo.

No por nada, en el marco de los 30 años de Protección Civil, celebrado este fin de semana en la ciudad de Campeche, el gobernador, Alejandro Moreno Cárdenas destacó que “Campeche es una entidad líder en petróleo y pulmón del país con el único sitio mexicano reconocido como Patrimonio Mundial Mixto, que trabaja para convertirse en tierra prometida del desarrollo nacional”.

Por lo pronto esta semana que concluyó, el presidente Enrique Peña Nieto anunció un Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo de los estados de Campeche y Tabasco que comprende un paquete de cuatro medidas y acciones que se llevarán a cabo en el corto y mediano plazo, y en las que se incluye la construcción del nuevo puente de La Unidad en Ciudad del Carmen,  el tramo II del libramiento de Villahermosa y la apertura en una extensión de 10 mil kilómetros cuadrados de la zona restringida durante 30 años para la captura de la pesca en la Sonda de Campeche.

Con la estrategia económica ambas entidades darán un paso fundamental al desarrollo de otras actividades productivas, aprovecharán en mayor medida sus vocaciones naturales, despetrolizarán su economía y encontrarán el cauce para su crecimiento y la mejoría del bienestar de vida de su población.??