Inicio Testigo Fiel Centro, la otra apuesta

Centro, la otra apuesta

113
0

Testigo fiel

Centro, la otra apuesta

Por: Jesús Torres

Sin duda el gran perdedor de la elección extraordinaria de este domingo fue el Partido Revolucionario Institucional, quien no pudo apuntalar a su candidata, Liliana Madrigal en el corto tiempo que duro la campaña para la alcaldía de Centro. Caso contrario, quien dio la sorpresa fue  Morena, quien con todo el hombro que le metió, Andrés Manuel López Obrador logro remontar al grado de disputarle el segundo lugar en las preferencias al tricolor, lo que mete a este instituto político en una real competencia por la gubernatura en el 2018.

Una elección que no cabe la menor duda, ahora se irá a los tribunales como parte del recurso que tienen los partidos para inconformarse ante la autoridad electoral, una batalla legal que librarán ahora los partidos políticos ante otras instancias.

A diferencia de la elección pasada que fue anulada por la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, esta vez se cuidó que la jornada  no se saliera de control, ni prevalecieran actos violentos, salvo casos aislados  como el denunciado por la senadora campechana de Morena, Layda Sansores, quien aludió  agresiones en su contra cuando realizaba un recorrido como observadora por la  villa Macultepec de esta capital. De ahí en adelante no se registraron mayores incidentes.

Lo que sí llama la atención y preocupa es el alto abstencionismo presentado al final de la extraordinaria comicial, arriba del 65 por ciento, en otras palabras el reflejo de un marcado desinterés del electorado y el hartazgo de la gente cuando lo que se privilegia en las campañas es la guerra sucia en vez de las propuestas.

Ahora, Gerardo Gaudiano tendrá que defender su triunfo y contar con  todos los elementos legales para no dejarse arrebatar la confianza brindada por segunda vez por la gente. Y es que tanto el PRI como Morena, como ya lo adelantaron,  insistirán en la nulidad de la elección por la supuesta intromisión del gobierno del estado, la inequidad en los medios de comunicación y la inhibición del voto el día de la jornada. En el caso del partido de López Obrador, como ya se sabe, seguro remachará en la compra de votos y en el presunto desvió de recurso públicos a la campana política del perredista.

Con los resultados de esta elección, los partidos y los actores políticos lo que tienen que hacer es ya darle la vuelta a la hoja y conjuntar esfuerzos para que a Centro le vaya mejor, sacarlo del atraso. El conflicto y la judicialización de estos procesos lo único que han dejado es la división entre los tabasqueños. Urge pues ya una reconciliación para echar hacia adelante este municipio y empujar entre todos para salir de los primeros lugares de  inseguridad, desempleo, corrupción, impunidad, entre otras ‘medallitas’ que hoy distinguen a Tabasco del resto del país.

Ayer casi a la media noche, el candidato del PRD mando un mensaje a todos aquellos que optaron por otras alternativas, les prometió trabajar para ganarse su confianza. Es, digamos, el primer paso de buena voluntad para comenzar a trabajar en la reconciliación y componer el tejido social, que mucha falta hace a los  villahermosinos. Hay que tomarle la palabra.

Por lo pronto, quien ya lo entendió así fue Federico Madrazo, dirigente del PVEM, partido que postuló junto con el PRI a la priista, Liliana Madrigal. En un tuit, Madrazo posteó que el Centro ya había decidido y en seguida a través de esta red social enviaba felicitaciones a Gerardo Gaudiano. Lo que significa que este partido no entrará en el terreno de la confrontación al no verse favorecido con los resultados electorales y en cambio sí, trabajar por un mejor futuro para los capitalinos. A esta expresión también se sumaba el gobernador verdeecologista de Chiapas, Manuel Velasco Coello y su homólogo de Campeche, el priista, Alejandro Moreno Cárdenas.

Los números

Pasada la media noche, de acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares del Estado de Tabasco (PREPET) al computarse el 96.21 % de las actas, el PRD-PT mantenía una amplia ventaja con 73 mil 814 votos (43.18), contra 43 mil 742 sufragios del PRI-PVEM-Nueva Alianza (25.59%), y 43 mil 589 (25.50) de Morena.

Así las cosas, y con una diferencia de poco más de 30 mil votos entre el primero y segundo lugar, como lo había anticipado el PRD, el triunfo de su candidato, Gerardo Gaudiano es eminentemente irreversible.