Inicio Testigo Fiel Cierre de campañas, el saldo rojo y la intromisión del gobierno

Cierre de campañas, el saldo rojo y la intromisión del gobierno

747
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Cierre de campañas, el saldo rojo y la intromisión del gobierno

Con un Andrés Manuel López Obrador metido de lleno en el proceso electoral, como nunca se había visto en la historia de México, con un INE amedrentado por Morena y lo que es peor, 89 políticos asesinados, entre ellos, 35 aspirantes y candidatos a un cargo de elección popular, así concluyeron ayer domingo las campañas de los partidos políticos en todo el país.

El próximo 6 de junio casi 93.5 millones de mexicanos acudirán a las urnas para votar por 500 diputados federales, 15 de 32 gobernadores, 30 congresos locales y mil 900 ayuntamientos.

Serán las elecciones más grandes en la historia de México, pero también las más violentas de las que se tenga memoria. El saldo rojo ha sido su principal característica.

También quedarán marcadas por la intervención de un gobierno que lejos de ser garante de un proceso democrático se dedicó en todo momento a atacar a un organismo autónomo como el INE, encargado de la organización de los comicios.

Un gobierno que utilizó todo el aparato de Estado para atacar desde las mañaneras a sus adversarios políticos, analistas, medios de comunicación, periodistas, organizaciones no gubernamentales y cuánto no comulgue con la mal llamada Cuarta Transformación.

Que echó mano de la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente del SAT y de la Fiscalía General de la República para atemorizar a candidatos de oposición punteros o favoritos en estados claves donde Morena no tiene posibilidades de remontar en las preferencias electorales.

Un gobierno que le valió pasar por encima de la autonomía de un estado como el caso de Tamaulipas para llevar a juicio al gobernador de aquella entidad, Francisco García Cabeza de Vaca, sólo por ser de otra filiación política y no doblegarse a los intereses mezquinos del inquilino de Palacio Nacional.

México llegó así pues, a un cierre de campañas políticas con un presidente que representa un verdadero peligro para la democracia, un falso mesías, como publicara en su reciente edición el semanario inglés, The Economist.

Esperemos que el próximo domingo, día de la jornada electoral, México transite en paz al momento de elegir a sus nuevas autoridades y no sea el desenlace de un capítulo más de la violencia que vive este país.