Inicio Buril Comida con olor a 2018

Comida con olor a 2018

121
0

Franja Sur

René Alberto López

Comida con olor a 2018

El platillo fuerte en la comida de cumpleaños de Hernán Barrueta García, delegado en Tabasco de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), fue sin duda la asistencia de Benito Neme Sastré, director general de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), a quien no pocos lo dan como aspirante al gobierno del estado en los comicios de 2018.

Su presencia en esta celebración no es sorpresa, siempre asiste a la fiesta de su amigo, pero debido a que las aguas de la sucesión gubernamental ya comenzaron a agitarse en Tabasco y, como se cree que las condiciones están dadas, como nunca, para el funcionario federal, en esta ocasión sí que levantó ola su presencia.

Se dice ciertamente que la política es de tiempos y circunstancia, y, en ese tenor, no creemos que se le presente una oportunidad como la actual al hijo del ex gobernador Salvador Neme Castillo.

Es amigo del presidente de la República, probablemente muy cercano al próximo candidato del PRI a Los Pinos, y amigo del gobernador Arturo Núñez Jiménez. La experiencia y madurez ya la tiene, entonces, si deja pasar esta oportunidad, se le puede madurar la fruta en el árbol.

Bien, a partir de la una de la tarde comenzaron a llegar los invitados a la Quinta Barrueta, propiedad del festejado, cuando la convocatoria era para las dos de la tarde. Todos querían ocupar los mejores lugares.

De boca en boca corrió que además de Benito Neme estaría el gobernador Arturo Núñez Jiménez. Pero momento después se comenzó a decir que el mandatario estatal se había disculpado, debido a una reunión de última hora en la Quinta Grijalva.

Cerca de las tres de la tarde el lugar lucía como en los buenos tiempos del otrora partidazo. La comida del delegado federal parecía una reunión para el reencuentro de los priistas chocos.

Los abrazos fuertes, los saludos y apretones de mano estaban a granel. Risas, carcajadas y los comentarios a flor de labios: “tenía años que no te veía”, “te ves muy bien, a pesar de tu edad”.

Había militantes del PRI de todos los sabores. Ahí estaban los delegados federales Francisco Lastra, quien ya levantó la mano para buscar la dirigencia estatal, también Liliana Díaz Figueroa, Jorge Abdó Francis, José Rubén Fernández, Máximo Moscosso, Jesús Manuel Chan Díaz.

Alguien comentó: “la fuerza viva del priismo está aquí”, y en efecto, ahí estaban cuadros importantes del tricolor como Humberto Villegas, Adrián Hernández Balboa, Gloria Herrera, Rita Gálvez, Ventura Moguel, Vicente Morales, Alberto Gular, Guillermo Narváez Osorio.

Además, Rafael González Lastra, Carlos Madrazo Cadena, Oscar Gallegos, Nelson Pérez García, Miguel Ángel Moheno, en fin, habían priistas de los 17 municipios del estado.

En ese remolino de gente estaba el priista Francisco López, hoy flamante alcalde electo de Nacajuca por el PAN. También asistieron funcionarios estatales como el recién nombrado secretario de Educación, Víctor Manuel López Cruz y el director del Conalep, Carlos Garrido.

A las 3:10 de la tarde arribó Benito Neme Sastré en una camioneta negra, acompañado de unas cuatro personas que lo seguían de cerca.

Se le observó atravesar con pasos resuelto por uno de los extremos donde estaban colocadas las mesas con invitados. El primero en saludarlo fue el reportero Alfredo Zavala, inmediatamente después el ex diputado local José Carlos Ocaña Becerra.

Después le cayó el mazo de priistas para saludarlo de mano. Con apuros pudo llegar hasta una de las mesas, pues todo mundo quería platicar con él, otros les solicitaban tomarse la foto.

Estuvo en el festejo más de dos horas. A las 5 con 17 minutos arrancó la camioneta negra. El último en saludarlo, José Eduardo “Cuco” Rovirosa, alcalde electo de Macuspana. Fue una comida de cumpleaños, con fuerte olor a 2018.