Inicio Testigo Fiel Congreso 'apanicado'

Congreso 'apanicado'

104
0

Testigo fiel

Congreso ‘apanicado’
 
Por: Jesús Torres
 
Los diputados del Congreso local, salvo sus honrosas excepciones, son valentones para todo, incluso al hacer uso de la tribuna para condenar actos de corrupción o si hablan de cualquier otro tema de interés social, pero cuando se trata de actuar en consecuencia, todo se reduce a un mero discurso que queda asentado en la bitácora del día después de una sesión legislativa. 
 
 
¿Cuántas veces no se les ha escuchado rasgarse las vestiduras en defensa de los intereses de todos los tabasqueños? Muchas, infinidades, pero en los hechos, en dos años de esta legislatura no hemos visto por ejemplo a ningún presidente municipal rindiendo cuentas o en la cárcel, ni de esta, ni de las anteriores administraciones.
 
 
Las denuncias por actos de corrupción de estos servidores públicos siguen empantanadas en la Fiscalía General del Estado, su titular, Fernando Valenzuela Pernas, por lo que se ve anda más ocupado cazando a otro tipo de malhechores. Y ni que decir del Fiscal del Órgano Superior de Fiscalización del Congreso local, José del Carmen López Carrera quien en más de una ocasión ha sido acusado de proteger a alcaldes y ex alcaldes corruptos.
 
 
Sólo por citar los casos más sonados, ahí está el ex presidente municipal de Huimanguillo, Francisco Sánchez Ramos que hoy se pasea junto al presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, José Antonio de la Vega quien está más ocupado en buscar la candidatura del PRD a la gubernatura del estado en el 2018. El ex edil de la tierra de la piña dejo ahorcado financieramente su municipio por laudos millonarios y observaciones a su cuenta publica por más de 170 millones de pesos. Y no pasó nada.
 
 
Otros casos y no menores son los de Macuspana y Teapa, en ambos también se cuecen habas. En el primero con la administración de Víctor Valerio del PRD y secundado por José Eduardo Rovirosa del PRI quién a pesar de heredar una deuda millonaria en laudos y observaciones por más de 85 millones de pesos nunca interpuso una denuncia contra su antecesor. Tanto uno como el otro han sido acusados por el diputado, José Manuel Lizárraga de desvío de recursos y tener al municipio hundido en un desastre financiero.
 
 
Otra administración que no canta mal las rancheras es la de Teapa, primero con la anterior alcaldesa priista, Elda María Llergo denunciada por malversación de fondos públicos, federal y municipal, ante la Fiscalía General del Estado y ahora por el actual presidente, Jorge Armando Cano Gómez quien a decir de los diputados del PVEM tiene serías irregularidades en su cuenta pública. ¿A qué le temen pues los diputados, por qué tan apanicados? No debería temblarles la mano para aplicar la ley.