Inicio Testigo Fiel Corrupción en Morena enloda a AMLO

Corrupción en Morena enloda a AMLO

107
0

Testigo fiel

Corrupción en Morena enloda a AMLO
Por: Jesús Torres
 
El dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador ya no ve lo duro sino lo tupido que se han puesto las cosas en su contra. Y no es que exista ‘guerra sucia’ como se ha hecho creer, para nada. Los actos de corrupción en el que se han visto involucrados algunos morenistas han salpicado  incluso al eterno aspirante presidencial.
 
Previo a las elecciones en el estado de México, López Obrador a modo de deslinde, en una entrevista con el periodista, Ciro Gómez Leyva declaró que no metía las manos al fuego por nadie, incluida en ese momento su candidata, la maestra Delfina Gómez. Esto, ante señalamientos que habían en contra de personas muy cercanas a la abanderada acusadas de actos de corrupción a su paso por la alcaldía de Texcoco. 
 
Aunque el tabasqueño busca ser como el ave que no mancha su plumaje cuando cruza el pantano, su bandera de la honestidad cada día se ve más salpicada por el lodo del dinero mal habido.
 
Como ocurrió con la entonces diputada de Morena de Las Choapas, Veracruz, Eva Cadena quien fue pillada recibiendo medio millón de pesos para entregarlo a López Obrador. 
 
La legisladora, quien renunció después a su partido y perdió la candidatura a la alcaldía de su municipio acusó a los diputados de Morena del Congreso de Veracruz de entregar bonos legislativos para financiar las aspiraciones del nativo de Macuspana. 
 
Apenas el miércoles de esta semana que termina, el periódico, Reforma, uno de los más influyentes a nivel nacional reveló en su portada otro escándalo de corrupción y en el que se han visto beneficiados los financiadores de campañas en Morena.
 
De acuerdo con el diario de circulación nacional, Patricia Lizeth Sánchez Vázquez, hizo un negocio redondo con Morena a través de la comercializadora ‘Toledo’. En el 2015, según la nota periodística, donó 127 mil 480 pesos en especie al candidato morenista, a jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, y en 2016  ella y sus familiares obtuvieron contratos en esa demarcación, ya con Salgado, por 33 millones de pesos sin participar en licitaciones públicas.
 
Si López Obrador quiere terminar con la corrupción en este país primero debería comenzar por su partido ¿no creen? ¿O tampoco piensa meter las manos al fuego?