Inicio Buril Cultura de la equidad

Cultura de la equidad

134
0

Franja Sur

Cultura de la equidad

René Alberto López

Bienvenidas en cualquier parte del mundo las iniciativas enfocadas a combatir la pobreza, erradicar la violencia contra mujeres,  promover la cultura de la paz y armonía, lo mismo que seguir abonando por la cultura de la equidad.  

El titular de la secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) José Antonio Meade firmó ayer un acuerdo para fortalecer la igualdad de trato y oportunidades tanto de mujeres como hombres sin importar su condición, sexo o preferencia sexual.

Además, el proyecto contempla la eliminación de todo tipo de violencia basada en género. Este hecho no es una cosa menor, se trata de otro avance relacionado con la cultura de la equidad en México.

No son pocos los mexicanos que quisiéramos un país impulsando la cultura en todos los ámbitos de nuestra cotidianeidad. Apenas este lunes con otros comunicadores abordamos el tema de la  subcultura vial que persiste, sobre todo, en la capital tabasqueña.

A decir de muchos tabasqueños que con periodicidad viajan a otras latitudes del país, cuentan que Villahermosa es de las ciudades con mayor atraso en vialidad, pero también hay problemas con el tema de la ecología y uno de los más recurrentes ha sido la violencia contra las mujeres.

Por eso, cuando se conocen casos de progresos en temas que representan atrasos, es motivo de encomio, pues toda evolución en favor de las féminas merece el reconocimiento.   

Precisamente, tras concluir el evento denominado: “Acciones para un Desarrollo Social con Igualdad” que se llevó a cabo en la ciudad de Iguala, Guerrero, los comunicadores le lanzaron la pregunta a Meade:

–Secretario, programas importantes en apoyo a la mujer, sin embargo lo que hay que cambiar más bien es la cultura también en el país, ¿no?—

El titular de la Sedesol consideró entonces que con los programas de esa dependencia: “justamente esto es lo que se reconoce”, y abundó que la presencia cerca de la mujer “es muy amplia, pero amplia como lo es, hace falta seguir transformando cultura”.  

Otros aspectos a valorar dentro de los programas sociales son los propósitos de lograr, cero tolerancia a la discriminación, lo mismo que el combate a la pobreza.

Y es que el tema de los incentivos en las familias pobres es fundamental en el empeño de erradicar la violencia contra mujeres.  

Cheque el lector el dato: a la pregunta de la prensa sobre ¿qué tanto influye la violencia en los niveles de pobreza?, aunque se le hizo respecto al estado de Guerrero, sin dudas aplica para todo los estados del país.

Dijo Meade: “Son fenómenos que caminan de la mano. Ciertamente cuando hay violencia tiende a haber pobreza, y cuando hay pobreza tiende a generar violencia. Pero frente a ambos fenómenos, el despliegue coordinado de los programas, habrá de permitirnos una avenida de atención.

“Muchos de los programas que estamos aquí desplegando, permite no sólo fortalecer ingresos, sino fortalecer también una cultura de paz y de armonía”.

Bien, según informó la dependencia federal, las acciones a realizar en las áreas de la Sedesol y de sus entidades sectorizadas son:

1.- Considerar el principio de igualdad entre mujeres y hombres como eje de todos los programas y acciones

2.- Implementar acciones concretas para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres y evitar la violencia basada en género o preferencia sexual

3.- Promover en las reglas de operación de los programas sociales la igualdad de trato entre hombres y mujeres para el acceder a ellos

4.- Inculcar a beneficiarios de programas sociales la práctica de la igualdad de género en sus hogares y la cultura de la equidad de oportunidades a través de incentivos

5.- Implementar un programa de institucionalización con perspectiva de género con metas cuantificables.

6.- Promover la eliminación de violencia con motivo de género entre el personal de sus instituciones y los beneficiarios de programas a través de acciones de sensibilización.

No sobra mencionar que las funciones anunciadas por la Sedesol son benéficas, desde luego, para la población más desprotegida de México, pero por supuesto que hace falta mucho por hacer.

Por eso, nos quedamos con la frase que soltó Meade ante los reporteros: “Hace falta seguir transformando cultura”.