Inicio Testigo Fiel De risa, el pleito Adán-Bartlett

De risa, el pleito Adán-Bartlett

196
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

De risa, el pleito Adán-Bartlett

Mientras miles de tabasqueños se encuentran en el abandono, clamando ayuda después del desastre provocado por las inundaciones, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández y el director de la CFE, Manuel Bartlett reparten culpas por la situación que se vive hoy en el territorio tabasqueño.

El sainete que han  protagonizado en los últimos días el tabasqueño y el poblano pareciera más un show mediático para distraer a la opinión pública y ocultar la real urgencia que vive Tabasco, aún entre el agua, sin comida, agua y cobijo.

Pero sobre todo, la incompetencia que ha mostrado el gobierno, en todos los órdenes, ante el desastre de fenómenos meteorológicos, y por tanto, la falta de una respuesta inmediata para atender a los más desprotegidos.

Ya ha quedado evidenciado, gracias a las benditas redes sociales, cómo la solidaridad entre tabasqueños ayudó oportunamente a que muchos que se encontraban con el agua hasta el cuello, lograron salir de sus casas para ser llevados a sitios seguros.

Pero también, todo mundo se ha enterado que hasta ahora, la ayuda de parte de las autoridades, simplemente no ha llegado a todos.

Son muchos los tabasqueños que día a día utilizan las plataformas sociales para clamar ayuda, denunciar robos en sus viviendas inundadas,  y por si fuera poco,  en medio de una amenaza latente de reptiles y serpientes que se encuentran al acecho en las zonas anegadas.

Ya se sabe, y es por todos conocido, que hubo un error de cálculo en el manejo de la presa Peñitas, como lo diera a conocer el mismísimo, Andrés Manuel López Obrador; que el titular de la CFE, Manuel Bartlett sólo recibió órdenes y que incluso ya fue exonerado por el inquilino de Palacio Nacional durante su visita relámpago a Villahermosa.

Si el gobernador de Tabasco anunció que demandará a la empresa generadora de energía eléctrica, que lo haga, pero de eso a que proceda su acusación sería tanto como si AMLO se diera un disparo en el pie.

Lo que debe atenderse es la emergencia, de manera inmediata, y dejar el circo para otros tiempos. Los tabasqueños lo demandan.