Inicio Internacional Dejan sólo a Donald Trump

Dejan sólo a Donald Trump

86
0

Donald Trump se dirige a la frontera entre Estados Unidos y México este jueves mientras analiza la opción de lanzarse como candidato independiente a la presidencia.

Su visita a la frontera comenzó con controversia: el sindicato que representa a los agentes de la patrulla fronteriza dijeron que ya no respaldarían el tour.

«Después de considerar cuidadosamente todos los factores involucrados en este evento… la patrulla Local 2455 ha decidido retirarse de todos los eventos que involucran a Donald Trump», dijo el sindicato en un comunicado.»No se equivoquen, nuestra frontera con México no es segura y no hay ninguna duda de que necesitamos tener una discusión honesta acerca de ello con la población estadounidense», puntualizó.

El equipo de Trump reaccionó de inmediato acusando al NBPC de «presionar» y «silenciar» al consejo local de Laredo luego de que le hicieron la invitación.

“Fueron silenciados, y no están contentos por eso (…) asumimos que hay cosas que políticos en Washington no quieren que los estadounidenses vean o discutan”.

Trump todavía planea visitar la frontera con otros agentes, dijo su vocero, y se dirigirá a un grupo de funcionarios de seguridad después del tour.

¿Republicano o independiente?

El magnate realiza su publicitada visita mientras incrementa sus expectativas en una candidatura independiente.

Trump dijo al diario The Hill este miércoles que el Comite Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés) no ha apoyado lo suficiente su candidatura como republicano.

«El RNC no ha sido de mucho apoyo. Ellos siempre lo habían sido cuando yo era un contribuyente. Yo era el muchacho de cabello rubio», dijo Trump en la entrevista. «El RNC ha sido, yo pienso, muy ridículo».

«Tengo que ver cómo me tratarán los republicanos», dijo Trump, cuando le preguntaron si realizaría una carrera independiente. «Absolutamente, si no son justos, eso sería un factor».

La visita a la frontera marca la culminación de más de un mes de una campaña llena de controversias, la mayoria centradas en los comentarios de Donald Trump sobre la migración ilegal y la seguridad en la fronteras.

Trump está buscando justificarse mientras marcha a los límites de México, el país que, acusa, lleva «criminales» a Estados Unidos.

«Soy el único que habla su idioma», dijo Trump sobre los agentes de la patrulla fronteriza en una entrevista con CNN a principios de este mes.

La visita del magnate también llega en un momento en el que Trump necesita desesperadamente cambiar el enfoque de su camapaña, lejos de los comentarios de desprecio que hizo el sábado sobre el heroismo del senador John McCain cuando fue un prsionero de guerra por más de cinco años.

«Él no es un heroe de guerra», dijo Trump sobre McCain el sábado en un foro presidencial en Iowa, antes de añadir rápidamente: «Él es un hombre de guerra porque fue capturado. Me gusta le gente que no fue capturada, Ok? Odio decirselos».

Trump no se ha retractado, insiste una y otra vez en que sus comentarios han sido malinterpretados y cada vez es más claro que está listo para seguir adelante.

Pero no esperen un cambio de tono de Donald.

Trump no muestra señales de retirarse incluso después de pasar la semana batallando con sus oponentes en Twitter como con el gobernador de Texas, Rick Perry.

 

Trump sugirió en una entrevista el miércoles con Anderson Cooper en CNN que un día se preparará para bajar de tono: cuando sea presidente. Fuente: CNN