Inicio Testigo Fiel Desacato en el TSJ de Tabasco

Desacato en el TSJ de Tabasco

96
0

Testigo fiel

Desacato en el TSJ de Tabasco

Por: Jesús Torres

El pasado mes de octubre abordé en esta columna sobre los excesos y abusos en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado debido al despido injustificado de la magistrada Leticia Palomeque Cruz, quien luego de tres años de litigio y de acudir a otras instancias como la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) logró que el máximo órgano jurisdiccional del país ordenara su inmediata reinstalación y el pago de todas sus percepciones salariales.

Sin embargo, pareciera que todo ello ha sido poca cosa para que el presidente del TSJ, Jorge Javier Priego Solís cumpla con lo dispuesto por la SCJN pues a poco más de un mes de la sentencia de los ministros hasta hoy la magistrada no ha podido regresar a sus labores. ¿Hasta dónde quiere tensar el asunto el magistrado presidente cuando sabe que su renuencia cae en desacato a la Corte?

Por lo pronto, la magistrada Palomeque, quien es doctora en derecho tuvo que acudir a Washington, D.C. desde el pasado 10 de noviembre para denunciar ante la  Organización de los Estados Americanos (OEA), el tipo de justicia que se aplica en Tabasco en detrimento de los derechos más elementales de los tabasqueños.

Y no es para menos,  de acuerdo con Leticia Palomeque, desde la llegada de Priego Solís se ha venido realizando una especie de ‘desmantelamiento’ del Tribunal Superior de Justicia violentando las garantías de los servidores judiciales.  Y no sólo eso, a inicios de este sexenio en el poder judicial del estado el 80 por ciento de sus trabajadores eran mujeres, en su mayoría madres trabajadoras que han sido despedidas por oponerse a que sus derechos fueran vulnerados además de sufrir acoso e intimidación. Por si fuera poco, se eliminó la carrera judicial cuando en otros años el Poder Judicial de Tabasco destacaba a nivel nacional por la profesionalización de sus trabajadores.

Pareciera pues que con Priego Solís al frente del TSJ no tuvo efecto el cambio prometido, sino todo lo contrario, un retroceso que vino en detrimento de la clase trabajadora. Así las cosas, ¿Qué informará en próximos días el magistrado presidente cuando rinda cuentas ante el pleno del Congreso del estado? ¿De qué tipo de justicia hablará ante los diputados?

Los cierto, es que la mejor prueba de la arbitrariedad y el desmedido uso de poder en el Tribunal Superior de Justicia son los más de 150 amparos que han ganado ex trabajadores judiciales, entre ellos jueces y magistrados y  que ahora ya son tema de interés internacional.