Inicio Testigo Fiel Desaparecer poderes en Huimanguillo

Desaparecer poderes en Huimanguillo

93
0

Testigo fiel

Desaparecer poderes en Huimanguillo

Por: Jesús Torres

Es sumamente grave lo que está ocurriendo en el municipio de Huimanguillo, no debe pasar desapercibido debido al calentamiento poselectoral. Una cosa fueron las elecciones y otra lo que ocurre con la administración municipal.

La reciente destitución del ahora ex alcalde interino, Lupercio Lastra Garduza sacó a la luz publica el cochinero que dejó el hoy subsecretario de Gobierno de Arturo Núñez, el perredista, Francisco Sánchez Ramos tras dejar tirado el ayuntamiento para buscar una candidatura a diputado federal.

Que de hecho no se explica uno cómo es posible que el gobernador lo nombró segundo de a bordo de César Raúl Ojeda en la Secretaría de Gobierno y no lo haya mandado a concluir el mandato de tres años para el que fue electo por los huimanguillenses.

Lo malo del caso, es que Francisco Sánchez, sigue metiendo las manos en su municipio y no para bien, el cabildazo que le costó la cabeza a su sucesor dejo ver múltiples irregularidades en las que el Congreso del estado debe tomar cartas lo más pronto posible.

Los diputados locales cuanto antes deben abrir una investigación sobre el manejo de los recursos en el ayuntamiento de Huimanguillo y desaparecer los poderes. En otras palabras limpiar lo podrido y meter a la cárcel a quienes se estén robando el dinero de nuestros impuestos.

Y es que tras el cese de Lupercio Lastra las acusaciones de desvío de recursos comenzaron a circular inmediatamente en las redes sociales.

Las más graves son contra Francisco Sánchez a quien atribuyen el embolso de 80 millones de pesos, recursos públicos que, se dice, han salido del ayuntamiento.

Un atraco al erario en el que supuestamente se encuentran involucrados funcionarios municipales, entre ellos, la tesorera, Brenda Olán Custodio.

Causa extrañeza que de la noche a la mañana se destituyera al alcalde interino y que no se haya dicho cuáles fueron las razones.

Como suele ocurrir en estos casos, los regidores fueron convocados con calidad de urgente a una sesión la noche del jueves 11 de junio para nombrar a Limberg López Castillo, en lugar de Lupercio Lastra, el tercer alcalde que tiene este municipio en tres años. El ex edil sólo permaneció mes y medio en el cargo.

Llama la atención que se tomara esta decisión en medio de una una protesta que realizaron policías municipales, quienes tenían tomado el ayuntamiento en demanda del pago del Subsemun el cual decían se los había retenido el ex alcalde, Francisco Sánchez Ramos.

Causa extrañeza que hasta hoy nadie se haya pronunciado al respecto de lo que ocurre en Huimanguillo, que pareciera que no pasa nada en la llamada tierra de «Las Autoridades Grandes».

Un municipio que decidió darle otra oportunidad al PRD de seguir gobernando, aún y con todos los escándalos en que se ha visto involucrado el ex alcalde, Francisco Sanchez Ramos y más recientemente el ex funcionario de la Sedafop, Ovideo Chablé Escobar quien fue destituido por aparecer en un vídeo incurriendo en posibles delitos electorales.

 

No estaría demás que el presidente electo, José Sabino Herrera Dagdug se pronunciara al respecto y se deslindara del tipo de gobierno que hay en su municipio pues a partir del 1 de enero de 2016, si otra cosa no ocurre, heredará una administración municipal acusada de desvíos de recursos y actos de corrupción. ¿Usted que opina?