Inicio Testigo Fiel Desaparecer ‘puentes’, una ocurrencia más

Desaparecer ‘puentes’, una ocurrencia más

253
0
Testigo fiel
Por: Jesús Torres
Desaparecer ‘puentes’, una ocurrencia más
Después de sacarse de la manga la rifa del avión presidencial, Andrés Manuel López Obrador tuvo otra brillante ocurrencia para mantener alejado a los mexicanos de los problemas que realmente importan en este país.
Ahora desde sus mañaneras propuso desaparecer los denominados ‘puentes vacacionales’ bajo el argumento que a quienes más a afectado es a los estudiantes porque se han olvidado de las conmemoraciones históricas.
Su nostalgia por regresar al pasado pues, lo tiene obnubilado.
Según López Obrador, el que no sabe de dónde viene, tampoco sabe a dónde va, aunque pareciera que aquí el tabasqueño se aplicó el harakiri pues de lo que carece este país es precisamente de rumbo.
De prosperar la idea del inquilino de Palacio Nacional para modificar el calendario escolar y así anular los llamados fines de semana largos, los primeros afectados no serían los alumnos sino la actividad turística y por tanto la de por sí contracturada economía nacional.
Sólo el turismo, hay que decirlo, aporta el 9 por ciento del PIB y genera 3.8 millones de empleos de manera directa.
De ahí la inconformidad ya de sectores empresariales como los hoteleros, comerciantes y restauranteros ante un capricho más del originario de Macuspana.
Y como no, si tan sólo en el pasado puente escolar, con motivo de la celebración de la Promulgación de la Constitución se reportó una derrama económica de 4 mil millones de pesos. Hubo circulante pues, fluyó el dinero.
Si el Producto Interno Bruto (PIB) durante 2019 fue de apenas el 0.1 por ciento en México, ya se imaginará usted lector lo que nos espera en este año con este tipo de ocurrencias.
Todo porque los estudiantes hablan de puentes en las escuelas y no de lo que se celebra, hágame usted el favor.
El país está demandando, no que se cancelen puentes escolares, quiere que se resuelva el tema de la inseguridad, no con abrazos ni soltando a hijos de capos; que haya medicamentos para niños con cáncer y que se implementen estrategias para apuntalar la economía nacional.
Lo que urge son resultados y no ocurrencias que tienen a este país sumido en una incertidumbre ante tantas vaciladas de un gobierno que no sabe cómo llevar a buen puerto los destinos de millones de mexicanos.
Hasta hoy, hay que decirlo, sólo ha sido circo, maroma y teatro.