Inicio Hoja de apuntes Desinterés del CEN pega en PRI-Tabasco, alerta Ady García

Desinterés del CEN pega en PRI-Tabasco, alerta Ady García

122
0
 

HOJA DE APUNTES
Por: Ignacio Almeida

Desinterés del CEN pega en PRI-Tabasco, alerta Ady García

Esta semana se harán los registros de candidatos a la alcaldía de Centro y el martes 9 arrancarán las campañas, sobre las cuales hay elementos para decir que, en este momento, se percibe que Gerardo Gaudiano iniciará con una ventaja, aunque esta puede no ser definitiva.

De los competidores del 7 de junio pasado, sólo el perredista repite. Pese a la anulación y todas las dudas que rodearon el resultado, el único candidato-partido medible en este momento es Gaudiano, quien contabilizó más de 60 mil votos.

Lo único que varió en ese binomio, es que su anterior aliado, Nueva Alianza, ahora hizo candidatura común con el PRI y el PVEM.

Todo lo demás es distinto.

Priistas y verdes ya no irán por separado y sus anteriores abanderados, Evaristo Hernández y Rosalinda López, cuyos votos obtenidos en 2015 en una suma simple alcanzarían los 90 mil votos, se desconoce hasta hoy qué camino tomarán y si estarán o no en la boleta extraordinaria.

Lo firme, hasta el momento, es que ya hay tres candidatos visibles. Liliana Madrigal y Octavio Romero completan la lista.

La primera fue lanzada al ruedo con reservas y en medio del cambio de dirigente estatal, lo cual vino a deslucir ambos nombramientos.

Tal situación la confirmó y deploró la ex diputada federal, Ady García López, quien el pasado sábado comentó a reporteros que el CEN de su partido instrumentó de manera tardía y con poco interés, un lanzamiento que debió darse con todo el arropamiento de las corrientes priistas.

Penoso fue ver una fotografía improvisada en la Ciudad de México, en vez de que fuese en Villahermosa, donde llamados cabezas de grupo buscaban demostrar su apoyo de Liliana Madrigal, quien no se merece el trato que le han dispensado.

La joven priista viene de una campaña eficaz que la llevó a recuperar el IV Distrito, en manos del PRD desde el 2000 –incluso ahí ganó su diputación federal Gaudiano en 2012- y pese al panorama adverso aceptó la candidatura que, reveló Ady García, otras rechazaron a pesar de que se les ofreció “y dijeron: ni loca, por no arriesgar nada cuando era momento de entrarle”.

Por eso, aseguró la ex legisladora con cercana amistad a Manlio Fabio Beltrones, el CEN del PRI tiene que dar todo el apoyo moral y económico.

Ya no funcionan el envío de turistas electorales o delegados faltos de temple, talento, mesura y don de convencimiento ante el momento complicado que viven los priistas tabasqueños luego de la desastrosa gestión de Erubiel Alonso, que privilegió a un grupo y fomentó la exclusión.

A priistas como Jesús Alí les dijo que es momento de estar con su partido y candidata, “no sólo cuando ellos son candidatos”, pues hay poco tiempo y se tendrá que trabajar mucho para un buen resultado.

Fuerte en su crítica a la forma en que la dirigencia nacional ha llevado este proceso, García López le pidió a Manlio Fabio y compañía ver con seriedad la elección extraordinaria porque viene el 2018 y aunque Tabasco no es tan representativo en votos -1.6 millones- una presidencia se ganó ya por menos del uno por ciento.

Al expresar que apoyará a Liliana Madrigal y exhortar a las mujeres a sumarse a ese proyecto, los ex gobernadores también alcanzaron metralla.

Los exhortó a que dejen de querer erigirse en factótums de poder del PRI, a ayuden a la unidad y le bajen a un protagonismo mediático que hoy corresponde al dirigente Miguel Ángel Valdivia y a Liliana Madrigal.

Aunque no los mencionó, sin duda los blancos son Roberto Madrazo y Manuel Andrade, muy activos en conservar y beneficiar a sus grupos en el tricolor tabasqueño.

“Ya tuvieron su tiempo. Ya que se calmen. Como dice uno de ellos, al que ya bailó que se siente y nos deje trabajar con más libertades y menos ruidos como los que nos causan en este momento”, fue el llamado de Ady García a un conglomerado priista muy dado a cuidar sus cotos de poder.

Si esos liderazgos se unen, entonces la alianza con el verde y Panal podría despegar para competirle a Gaudiano y a Morena, cuyo abanderado hasta ahora es Octavio Romero, quien puede despuntar si Evaristo Hernández le mete el hombro.