Inicio Buril El más viable para Centro

El más viable para Centro

113
0

Franja Sur

El más viable para Centro  

René Alberto López

Terminadas las campañas electorales ahora corresponde a los ciudadanos tabasqueños elegir al candidato que le haya llenado el ojo, en base a las  mejores soluciones para un municipio hundido en la decadencia por la irresponsabilidad de sus anteriores autoridades.   

Como se sabe son cuatro los aspirantes a dirigir el ayuntamiento del principal municipio de Tabasco.

En orden de su representación en el Congreso del estado, ellos son: Gerardo Gaudiano Rovirosa, abanderado común de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT).

El perredista además es respaldado en alianza de facto por los institutos políticos Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC) y Encuentro Social (ES).

Liliana Madrigal Méndez, representante de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal).       

Octavio Romero Oropeza va por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), mientras que Pedro Antonio Contreras se registró como candidato independiente.

Ellos representan las cuatro opciones para los habitantes del municipio de Centro, cuya cabecera es Villahermosa.

Durante los recorridos proselitistas los pobladores tuvieron la oportunidad de conocer el talante de cada uno de los contendientes. También la de sopesar a qué intereses responde y quién o quiénes estarán de tras del político, en caso de ser gobierno.

Las campañas serias, lo mismo que las campañas negras, exhibieron asimismo la calidad de cada uno de ellos. Aquel o aquella que haya usado las redes sociales, principalmente, para denostar, descalificar o insulta a su adversario, lo más seguro es que recibirá el repudio de la sociedad.

La gente de Tabasco está cansada de tanto pleitos entre la clase política y lo que anhela no son discursos incendiarios, ni promesas fuera de la realidad, ni políticos y políticas que pelean hasta con los molinos de vientos e incluso, que cuestionen la libertad de expresión.  

La población quiere ideas nuevas, frescas, una nueva manera de gobernar. Desea soluciones efectivas, así como sacar de los gobiernos a quienes siempre se han desgarrado las vestiduras supuestamente por Tabasco, pero en los hechos han fracasado como gobierno.   

La gente ambiciona un presidente municipal que no sea pelele de políticos del pasado, caducos, obsoletos; quiere un alcalde dialoguista, un edil identificado con la concordia, que se identifique con los vecinos, con los empresarios, con la gente del campo, con los periodistas, con pobres y ricos, con blancos y negros.

 

Pero lo que más aspiran los habitantes de Centro es que sea un gobernante con ideas y proyectos propios, que  no lo manipulen sus padrinos políticos, que no hablen por ellos sus promotores, que sea, pues, un alcalde de verdad, no de caricatura.

Y, sobre todo, que le cumpla al pueblo sus promesas de campaña, entre ellas aquellas propuestas de seguridad, empleo y servicios municipales que son los rubros que urgen en esta región de Tabasco.

Entonces, el próximo domingo los ciudadanos tendrán la mejor de las armas para cobrarle la factura a partidos y políticos que han traicionado su confianza.

El día de la jornada electoral el tabasqueño tendrá en sus manos la herramienta para llevar al mejor o al menos malo a la silla de la Plaza de la Revolución: su voto.