Inicio Transparencia política EPN y Campeche (1)

EPN y Campeche (1)

150
0

TRANSPARENCIA

POLÍTICA

Erwin Macario

 

EPN y Campeche (1)

El presidente no sólo es amigo,

es nuestro hermano,  es el mejor

aliado que tiene Campeche, ha

apoyado con todo a Campeche.

Alejandro Moreno Cárdenas 030816

 

A menos de 42 años (nació el 25 abril 1975) —26 de servir a Campeche, uno de estos como gobernador— Alejandro Moreno Cárdenas no inició un gobierno fácil —para los campechanos nunca nada ha sido fácil—; la propia lejanía del centro de la República, como reconoce Enrique Peña Nieto, les ha robado tiempo en su desarrollo.

Pero ser parte de una nueva generación, la del cambio, la del desarrollo, la generación que puede hacer realidad todos los sueños de Campeche, según él mismo afirma, le ha hecho conducir al estado campechano, en estos primeros once meses, con la visión de estadista: no para sólo gobernar sino para construir los cimientos, poner su parte para lo que esta entidad del sureste mexicano sea dentro treinta o cincuenta años.

En relación a su primer informe de Gobierno que dará en tres días, el domingo 7, —cuyo acto político suspendería en caso de la tormenta Earl—,  declara que siempre ha visto a Campeche por los próximos 30 o 50 años y, sin ningún resabio político, admite que todas las generaciones, desde el gobernador Pablo García y Montilla —primer gobernador del estado campechano, en 1857—  a la fecha, le han aportado algo a eta entidad; y  afirma que su gobierno tiene en claro que va a poner los cimientos para el crecimiento en grande de Campeche: con desarrollo industrial, crecimiento en todos los órdenes, buena calidad de vida para sus habitantes, para que se sientan muy orgullosos de Campeche.

Ciertamente, Alito y Campeche, tienen un gran amigo, un excelente aliado para crecer en grande. El presidente Enrique Peña Nieto no sólo ha visitado en muchas ocasiones a Campeche, ha caminado con su gente, sentido el orgullo campechano de ésta y de su gobernador, sino que ha sido un factor decisivo para lo que en Campeche se hace.

 Y no era fácil arrancar el gobierno de Alejandro Moreno. Ya desde 2014, 2015 y 2016 con la caída del precio del petróleo, cuando 22 mil campechanos perdieron empleos en la empresa, con los daños colaterales a la economía, la entidad tenía problemas. Una economía petrolizada tenía que cambiarse. Hoy, al apoyo del presidente Peña Nieto se ha sumado la respuesta del propio pueblo, de los empresarios campechanos que trabajan de la mano con el gobierno en la creación de empleos.

Y se ha visto el cambio. Sólo por citar algo: se han cumplido muchos de los compromisos de Alejandro Moreno Cárdenas al asumir el cargo de gobernador: la eliminación de la tenencia vehicular —que en muchos estados es un problema—; quitar el peaje en puentes a los habitantes de Ciudad del Carmen;  el apoyo a la infraestructura en el campo, entre esto la entrega de más de 400 tractores, un triple de lo gestionado en seis años; y que Campeche sea el estado más seguro en el país, no porque no ocurran delitos, pero sí porque es la entidad federativa donde menos delitos se cometen por cada cien mil habitantes. Si en algo estiman quienes gobiernan la seguridad de su pueblo.

Peña Nieto apoyó un hecho histórico: que Campeche (y Tabasco) estén en las zonas económicas especiales;  la apertura de 10 mil kilómetros a la pesca, que eran área restringida por el mismo petróleo;  EPN, en los hechos, ha demostrado que es amigo y es aliado de Campeche.

Faltan metas. El propio gobernador campechano hará anuncios importantes en su primer informe. Se trata de inversiones en infraestructura, que ya están presupuestadas. Y su gobierno seguirá trabando en cinco ejes principales para consolidar la fortaleza económica de Campeche: igualdad de oportunidades, fortalecimiento económico, aprovechamiento de la riqueza, sociedad fuerte y protegida y un estado eficiente y moderno.

Alito no está satisfecho del todo. Quizá siempre piense que debe hacer más por Campeche. Faltan muchas metas, pero sigue y deberá seguir trabajando en equipo. Y pensando en grande. Jamás me escucharán decir que no hay recursos o que no se puede. El gobernador no tiene problemas, tiene asuntos que resolver, y para eso me eligieron los campechanos, ha dicho: para resolver asuntos.

Con el gobernador Moreno Cárdenas ha llegado la hora de mostrar la fuerza de los campechanos.

Aprovechar que hoy, como nunca,  hay una excelente relación entre el presidente de la República y el Gobierno del estado de Campeche. Y un gobernante que tiene firmeza y carácter para tomar decisiones.  Que es claro al señalar su gobierno como un gobierno de política y diálogo, de ley y firmeza, base principal para que la familia campechana tenga una mejor calidad de vida. De un gobernador que abiertamente declara contra la corrupción: “Ni antes ni después;  quien haya cometido un ilícito, desviado recursos públicos, violentado la ley y quien la violente hoy en mi administración  va a recibir la sanción que la ley prevé. En mi gobierno ni nombres, ni apellidos, ni colores ni partidos. Nadie por encima de la ley; simple y sencillamente la ley se tiene que aplicar. Así de fácil.