Inicio Hoja de apuntes Erubiel, el apestado

Erubiel, el apestado

125
0

Hoja de Apuntes 

Ignacio Almeida

Erubiel, el apestado

El Heraldo de Tabasco

29 de junio de 2015

 En menos de las 24 horas que tuvo el domingo 7 de junio, un confiado dirigente del PRI en Tabasco, Erubiel Alonso Qué, pasó de vendedor de sueños a paria político.

Y tan lo entiende así, que desde entonces a la fecha trató sólo en una ocasión de justificar la derrota; sólo viene a la entidad de manera furtiva -el Día del Padre- y regresa de inmediato a la Ciudad de México.

De ir a su terruño, Balancán, ni pensarlo en este momento. Allá dejó más cuentas pendientes.

La ira y decepción entre los priistas es del tamaño del revés electoral que sufrieron en las urnas, si bien en la mayoría de las contiendas no de manera contundente, fracasos al fin y al cabo.

Erubiel engañó y se dejó engañar. Lo envolvieron el ex gobernador Manuel Andrade y el entonces secretario de Organización del CEN, José Encarnación Alfaro, con la venia de César Camacho Quiroz y, a su vez, embaucó a decenas de aspirantes y a otros los orilló a irse del PRI para que ganaran bajo otras siglas.

Hay ex candidatos y liderazgos muy lastimados. Varios están dispuestos a, mínimo, ir a insultarlo en donde se presente de manera pública.

Un escándalo de ese tipo es lo menos que necesita el PRI en este momento.

Por eso, desde el punto de vista del sentido común y de la lógica política, Alonso Qué ni siquiera regresaría a la diputación local en una Legislatura a la cual le resta un periodo ordinario de sesiones.

De que asuma o no Mario Llergo como suplente, pues renunció al PRI, es otro asunto.

Por lo pronto, se prevé que el balancanense nade ‘de a muertito’ hasta que lleguen los tiempos para sustituirlo de la dirigencia estatal.

Y eso no pasará en tanto no ocurra el relevo en la presidencia nacional del PRI, que se estima para el último trimestre del año.

La repulsión mayoritaria de los priistas hacia Erubiel y los intereses que representó en la contienda hacen inviable que reasuma con normalidad sus actividades como legislador y dirigente.

Quienes lo empinaron tendrán que ayudarlo, si es que están dispuestos a hacerlo, para darle una salida lo más decorosa posible.

Una delegación en el gobierno federal o un cargo regional dentro del PRI, en zonas alejadas del sureste del país, son las posiciones que se antojan adecuadas para enfriar los ánimos, al menos de aquí hasta pasado el 2018.

La prudencia es algo que tal vez tenga ahora que aprender el dirigente obligado al autoexilio, pues su presencia en Tabasco, si bien su derecho al libre tránsito lo garantiza la Constitución, en materia política hay reglas no escritas.

HOJAS SUELTAS…

Y como Erubiel hiede a cadáver insepulto, hay quienes están prestos a recoger los platos rotos y tratar de pegarlos para servir una mesa con contenido apetecible hacia 2018. Se apostó en 2013 por la figura de un joven, si bien inexperto, sí muy ducho en la zalamería y la venta fácil de ilusiones. El PRI, ahora, ante el más bajo momento de su historia en Tabasco, requiere de un cuadro, sea hombre o mujer, probado y con experiencia para encauzarlo lo mejor posible. Por eso alzan la mano Pedro Gutiérrez Gutiérrez, quien conoce bien las entrañas de ese partido y a sus liderazgos. De lado de las mujeres, la diputada electa y actual secretaria general del PRI, Gloria Herrera, podría mudarse de oficina y compaginar la curul con la dirigencia. La terna sería completada por el ex secretario de Finanzas y ex delegado de Nafin en gobiernos priistas, Francisco Lastra Bastar, actual delegado de la Conafor en Tabasco y quien estuvo a punto de buscar una cartera en el PRI de Centro en el sexenio pasado. Le mencioné la pasada entrega que las corrientes priistas deben llegar a un consenso si en realidad buscan la unidad. Ahora bien, ese acuerdo en principio descarta a sus cabezas y a quienes tienen fuerte identificación con alguno de esos personajes, tal es el caso de Florizel Medina Péreznieto, que si bien es un priista de larga trayectoria, se le mira con un pie en el madracista PVEM. Por el lado de Lorena Beaurregard, ella sabe que no cuenta con el respaldo de ninguna corriente interna.+++El nivel de temor y sensación de inseguridad tras los diarios atracos y asesinatos en Tabasco, ha llegado al punto de que ciudadanos envían llamados de apoyo a los titulares de las Fuerzas Armadas en el país vía las redes sociales. El tema es común denominador en todas las pláticas y en todos los espacios ciudadanos. A esa preocupación no parece corresponder en igual sintonía la autoridad estatal. No vemos reuniones de alto nivel entre los responsables de proveer la seguridad con empresarios, con líderes de la sociedad civil, de partidos políticos o religiosos. De dar explicaciones. Es como si nada pasara. Por eso la urgencia de tabasqueños hacia otro nivel de autoridad, pues desean se despierte de esta pesadilla. El problema es que la delincuencia común debe ser combatida de manera primordial por la policía preventiva y en su caso la ministerial. Las versiones de cambios en la Secretaría de Seguridad Pública que han circulado desde hace días, y que esto se dará a partir del mañana, abona más a la incertidumbre al interior de una corporación que requiere certeza en el nivel de mando para operar bajo una estrategia definida. La prolongación de la zozobra se traduce en una irresponsabilidad.+++Y mientras, la gente ya comenzó a pedir otras cosas. Es decir, el nivel de enojo social escala con rapidez. ¿Lo escucharán?

 

nachoco68@hotmail.com