Inicio Sin Remitente Evaristo y Alí, caminos encontrados

Evaristo y Alí, caminos encontrados

120
0

Shishito
Evaristo y Alí, caminos encontrados
Por: Francisco Gómez Hernández

El ex candidato priista al gobierno de Tabasco, Jesús Alí de la Torre rompió el pasado 16 de agosto con su silencio auto-impuesto, al presentar la denominada “Agenda por la dignidad, la unidad y el progreso de Tabasco” con la que se reactiva políticamente. Lo hizo un día después de que los magistrados del Tribunal Electoral de Tabasco anularon la elección para presidente municipal, revocando la mayoría que tenía el perredista Gerardo Gaudiano, y reviviendo de facto la posibilidad de un triunfo priista con Evaristo Hernández a la cabeza, en caso de que se repitan los comicios.

Ese mismo domingo, mientras la noticia de la anulación caía como cubetazo de agua fría en el cuartel perredista, en el edificio priista de la av. 16 de septiembre, daban una rueda de prensa Evaristo y el dirigente estatal Erubiel Alonso, en el que sin aclarar mucho cuál era la ruta a seguir, dejaron abierta la posibilidad para que en una eventual elección extraordinaria pudiera lanzarse un candidato de unidad a través de una alianza, que todos dieron por hecho que es con el Partido Verde. No obstante el entusiasmo inicial, con los días se corrieron dos especie: a) el relevo del candidato Evaristo y b) la inminente renuncia de Erubiel.

La semana pasada otro movimiento envolvió al diputado balancanense Alonso Que, pues durante la discusión del relevo en la diputación local que dejó vacante el hoy legislador federal Pilar Córdoba, una parte de la fracción acusó al dirigente tricolor de jugarla contra al PRI, al afanarse en colocar al jurista Miguel Romero, en lugar de Mario Llergo a quien le corresponde por ley, y que a la fecha no hay manera de solución.

La llegada de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia nacional del PRI, pareció la clave fundamental para el reacomodo de los grupos al interior del priismo tabasqueño. Mientras se hacía fuerte la versión de un relevo tanto de dirigente como de candidato, en realidad se estaba tejiendo un amplio proyecto de reconciliación, cuyo objetivo visible es la suma de fuerzas para impulsar una candidatura fuerte al municipio de Centro y en ese sentido la lógica es mantener al candidato y jugársela todos en el ahora o nunca.

La unidad que los priistas pregonan pasa por los hechos de la reconciliación de viejas heridas y la superación de viejas prácticas de canibalismo. Esa es la señal que se está enviando desde el CEN del partido, y no como siempre se ha dicho de que Tabasco no es prioridad del priismo nacional, ni mucho menos del primer priista que es el mandatario federal Enrique Peña Nieto, que sabe hoy más que nunca que entregar la estafeta de Los Pinos dentro de tres años, tendrá que ser en el mejor de los términos a alguien de su partido.

El domingo pasado los caminos de Alí y Evaristo convergieron en un conocido restaurante, y se supo que no fue un encuentro fortuito, más bien estudiado y medido por el impacto requerido. En política se trata de dar forma y fondo a las cosas, no sólo aparentar sino también ser, y eso es lo que estos dos controvertidos priistas quieren dar como mensaje, que la unidad del partido es posible y que de hecho es la única ruta que les puede devolver el triunfo. Al parecer el primer acuerdo fue sumar estructuras a favor de Evaristo, de quien dijo Ali, “veo a Evaristo como una carta importante fuerte en términos de justicia y ponderación política para ser nuevamente candidato a la alcaldía de Centro”, si es que la Sala Regional, ratifica el fallo de anulación del TET.

Lo importante del encuentro entre los políticos que han gobernado el municipio más importante de la entidad, es que en automático se convierten en una puerta de entrada y salida por los “amarres” que han hecho, según trascendió con línea del CEN, lo que ha propiciado el desestramiento del resto de los exaspirantes priistas, Lorena Beurregar, Mario Llergo, Adrián Hernández y Miguel Cachón, faltando Máximo Moscoso, quienes la mañana de ayer se reunieron también en conocido restaurant, la pregunta es, ¿también tienen línea, o van por la libre?. Mientras tanto Gerardo Gaudiano, dialoga con medios de comunicación.

De la inesperada reunión entre Alí y Evaristo habría surgido también el acuerdo de no socavar tampoco la figura de Erubiel, y dejar que sea el CEN del partido quien decida lo conveniente y procedente en términos políticos, aunque en caso de escuchar el sentir de la militancia, como se ha dicho una y otra vez, el diputado balancanense tiene los días contados en su cargo partidista. El próximo mes de Octubre, inicia el movimiento en la casona de 16 de septiembre. No coman ansias. Puede ser el dirigente de la Fundación Colosio Floricel Medina, que su nombre ya se menciona en la dirigencia nacional, o de haber cambio, seria sorpresa la llegada de una mujer que tienen amplio trabajo político.