Inicio Buril Gobierno de Peña impulsa a López Obrador

Gobierno de Peña impulsa a López Obrador

120
0

Franja Sur

René Alberto López

Gobierno de Peña impulsa a López Obrador

La revista Proceso y el diario Reforma, ambos de cobertura nacional, dieron a conocer el domingo una encuesta, realizada por el segundo de los medios mencionados, en donde informan: “lidera Andrés Manuel López Obrador preferencias hacia el 2018”.

Esa ha sido, sin duda, la nota del inicio de semana para sectores políticos de Tabasco y del resto del país, en el entendido que el nacido en el municipio de Macuspana, siempre genera polémica.

Algunos quisieran darlo políticamente muerto con miras al proceso electoral por la presidencia de México en el 2018, pero son apreciaciones más llenas de odio y rencores, que apegadas a la realidad.

López Obrador sigue creciendo en sus aspiraciones y los repetidos errores del régimen de Enrique Peña Nieto, ha sido el ingrediente bien aprovechado por el político tabasqueño.

Conforme se acerquen los tiempos para la jornada por la competencia de Los Pinos, el liderazgo del líder opositor puede crecer más, si es que el gobierno federal no corrige el camino.

Y es que el ascenso o declive en las preferencias de López Obrador, esta vez no tendrán que ver con el nombre de quienes sean sus competidores en el PRI, PAN o independiente.

El tema de fondo es el “gran hartazgo” en el pueblo de México, porque este gobierno trata de darle espejitos a los mexicanos a cambio del petróleo y otras lindezas con sus cacareadas reformas.

Al día de hoy no se ven los grandes beneficios anunciados con las reformas estructurales. Me refiero a las reformas educativa, hacendaria, financiera, educativa, laboral y energética, entre otras.

Para muestra un botón. Veamos únicamente la energética, pero todas andan igual: el gobierno argumentó que bajaría el costo de la luz, del gas y gasolina. Además, dijo que detonarían la inversión, el crecimiento económico y la creación de empleos.

Los ciudadanos esperaban, pues, que los anuncios espectaculares sobre los supuestos beneficios se reflejaran en sus bolsillos.

Pero fue aprobada el mes de diciembre del año 2013 y, a dos años y ocho meses, no se cumplen las expectativas del gobierno federal.

Los recibos de luz siguen llegando aún más caros a los hogares mexicanos, hay cero beneficios en el gas doméstico y por si fuera poco persisten los despidos de trabajadores.

Ahí está el detalle. Si de aquí al 2017 no hay los resultados anunciados con las reformas, los ciudadanos reprobarán al gobierno de Peña Nieto en las urnas.

Precisamente ahí se funda el crecimiento de López Obrador, principalmente en el Distrito Federal, zona en donde a los partidos se les dificulta comprar el votos, por el nivel de preparación de sus habitantes.

Peña Nieto, involuntariamente, se montó como gran promotor del fundador de Morena con los casos Ayotzinapa, la Casa Blanca, Ostula, la fuga del Chapo Guzmán, la afrenta a maestros de la sección 22 de la CNTE de Oaxaca, y, lo más grave, las fallidas reformas.

No es entonces gratuito que suba la popularidad de López Obrador en el país, sucede que el gobierno de Peña Nieto, no ha hecho bien su chamba.

A eso obedece que el nativo de Tepetitán se perfile a competir con fuerza en el 2018 y, sin duda alguna, volverá a poner gobernador en Tabasco.

Chequemos lo que publicó ayer Proceso, cuya información de inmediato arrancó opiniones encontradas en el ambiente político tabasqueño:

“De acuerdo con una encuesta publicada este domingo por el diario Reforma, Andrés Manuel López Obrador es el aspirante a la presidencia con el mayor nivel de aprobación entre los ciudadanos.

«El presidente del CEN del partido Morena alcanza el 42% de la intención de voto, seguido por la ex primera dama Margarita Zavala con un 28%.

 

Con el 25% de la intención de voto aparece Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal”. Ahí la dejamos.