Inicio Buril Habemus alcalde de Centro

Habemus alcalde de Centro

115
0

Franja Sur

René Alberto López

Habemus alcalde de Centro

Antes que salga humo blanco en los tribunales federales, al parecer los astros se le están acomodando a Gerardo Gaudiano Rovirosa y mientras más pasa el tiempo para que la Sala Regional de Xalapa dé a conocer el fallo de las impugnaciones, en el equipo del perredista crece el optimismo.

A diferencia de los otros competidores que andan en el cabildeo y se exhiben públicamente como parte de su estrategia, el perredista le está metiendo cabeza a la integración de su probable equipo de gobierno y, la decisión del tribunal no lo tome desorganizado.

De ninguna manera es descabellado lo que está trabajando Gaudiano, pues en los casos de Evaristo Hernández, Rosalinda López y Octavio Romero en el supuesto de una decisión favorable a ellos,  a partir de ahí tienen tiempo para prepararse a enfrentar una nueva elección, si es que, a excepción de Romero, los otros dos vuelven a ser considerados candidatos de sus partidos.

El perredista en cambio juega en dos ángulos: si el fallo sale en contra, deberá ordenar su equipo de campaña y todo lo que implica enfrentar una competencia electoral, pues se sabe que tiene asegurada la candidatura en su partido.   

Pero si el tribunal federal revierte la anulación del organismo local, entonces el trabajo es más pesado porque deberá seleccionar a sus colaboradores, preparar la toma de protesta, su discurso y así.

Sin embargo, más allá de jugar al adivino, hay escenarios a revisar, cuyas causas se mueven en sentido contrario a los que dieron como resultado la anulación de los comicios a manos del Tribunal Electoral de Tabasco.

Es decir, ahora la prolongación del resolutivo en Xalapa tiene que ver con una razón de peso: están agotando el tiempo posible para que no haya lugar a una elección en este año.

Pero, también, hay otro factor a no perder de vista. Los gobiernos federal y estatal traen en estas fechas el discurso de la situación financiera difícil a enfrentar el próximo año.

Entonces, si la decisión se resuelve en el terreno político, ese argumento será considerado en la interpretación de los magistrados, pues las estimaciones de realizar una nueva elección en Tabasco, representaría un gasto cercano a los 100 millones de pesos, que deberá pagar el gobierno estatal o, en su caso, el federal.

Y, siempre en el terreno político, no le conviene ni al PRI, ni a Los Pinos, una elección extraordinaria que le daría posibilidades a Morena, esto es, a Andrés Manuel López Obrador, de volver a rescatar su fuerza electoral en su tierra.       

Si hemos de creer en los escenarios, apunte usted que esta vez el PVEM, con Manlio Fabio Beltrán, como nuevo dirigente nacional del PRI, no participará de manera independiente en ninguna elección.  

Por eso es que, se sabe, el PRI se echó prácticamente de barriga y no cabildea en el más alto nivel para que se mantenga la anulación de la elección. El Verde camina en la misma ruta.

En cuanto al terreno de lo jurídico, el equipo de Gerardo Gaudiano esta vez no se durmió en sus laureles y, no sólo cabildea en las alturas, sino que trae con él a uno de los mejores abogados en derecho electoral.

Entonces, no es ninguna exageración consignar que a Gerardo Gaudiano se le están acomodando los astros de la buena fortuna.    

La botica

La Comisión Federal de Electricidad en un desplante de prepotencia inaudita, está acosando a los usuarios tabasqueños con el corte de luz, aun cuando no vence el plazo dado por los gobiernos federal y estatal para la firma del dichoso programa “peso a peso”, que es el 30 de octubre. Desde ahora está mostrando su arrogancia. Este conflicto de la resistencia civil y el “choque” frontal con los ciudadanos que prepara la empresa federal, traerá, en esta entidad, graves consecuencias para el gobierno del estado y, para el PRI, en su propósito rumbo al 2018. Porque nunca ha habido verdadera voluntad para resolver el problema de fondo. Al tiempo.