Inicio Local Hija de mujer indígena detenida en el Congreso inicia huelga de hambre

Hija de mujer indígena detenida en el Congreso inicia huelga de hambre

69
0

María Guadalupe Jiménez Hernández, de 13 años, inició una huelga de hambre en el vestíbulo del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJ) para exigir la liberación de su madre, Alicia Jiménez Hernández, detenida el martes pasado por irrumpir violentamente y romper el vidrio de una puerta de la Cámara de Diputados.

La menor dijo que su protesta la realiza por voluntad propia y pidió a las autoridades liberar a su madre, cuyo arresto calificó de injusto porque, aseguró, no cometió delito alguno.

Alicia Jiménez fue detenida luego de patear y romper el cristal de una puerta del recinto legislativo, al frente de un grupo de mujeres indígenas chontales de la agrupación ‘México Despierta’ que pretendían ingresar por la fuerza a oficinas de la presidente de la Junta de Coordinación Política, Neyda García Martínez.

Instigadas por Julio César Álvarez, dirigente de la agrupación ‘México Despierta’, las féminas querían reclamar a la diputada perredista porqué “no camina” la solicitud de juicio político que interpusieron en contra del alcalde perredista del municipio de Macuspana, Víctor Manuel González Valerio, por negarse a cumplir recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para apoyar la instalación de una maquiladora de ropa en esa localidad.

El Congreso local solicitó apoyo de la policía y arrestaron a Alicia Jiménez y a Julio César Álvarez, por daños, instigación a cometer un delito y los que resulten, en agravio del recinto legislativo.

Desde hace más de dos semanas, en el vestíbulo del Congreso, se encuentre en huelga de hambre la señora Lucía Hernández Canul, en protesta también por el estancamiento del juicio político en contra del alcalde González Valerio.

El pasado mes de marzo, mujeres de esta agrupación fueron golpeadas por policías cuando pretendían acercarse a un acto que encabezaba el gobernador Arturo Núñez para reclamar apoyo de su gobierno a la maquiladora de ropa.

En esa ocasión fue detenido Julio César Álvarez y recluido en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset), pero las mujeres se encadenaron a puertas de la residencia oficial Quinta Grijalva y su líder fue dejado en libertar, por mediación de la organización civil Comité de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab).

Desde hace más de dos años, las mujeres indígenas chontales buscan apoyos del gobierno federal, estatal y del municipio de Macuspana para instalar la maquiladora de prendas de vestir, pero la “postura radical” de su líder Julio César Álvarez, ha frenado el proyecto, según el Codehutab.

Leonor Ramírez Bautista, directora del Codehutab, dijo que esto afecta a las mujeres que gestionan la maquiladora de ropa y lamentó que Álvarez Santos utilice a las indígenas chontales “con otros fines”.

Recordó que, desde un principio, el Codehutab respaldó la gestión de la agrupación México Despierta, intervinieron para la liberación de Julio César Álvarez en su primer arresto de marzo y acompañaron a las mujeres en negociaciones con la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET) del gobierno del estado para acordar apoyos.

Reveló que hubo disposición de la SDET de crear un fideicomiso de 7 millones de pesos para la maquiladora, adicional a dos millones que habían negociado con el PRD, lo que hacía un total de nueve millones, sin embargo, Julio César se radicalizó con un “todo o nada” y exigió que le completaran 15 millones de pesos, además, que los apoyos los entregaran “en efectivo”.

“Decidimos retirarnos porque nuestra línea de lucha es por la defensa de los derechos y eso era en base al proyecto de la maquiladora que se estaba logrando, pero no se pudo y nos retiramos”, resumió Ramírez Bautista. Fuente: Apro