Sidebar

Testigo fiel
Por: Jesús Torres 
Debate en el PRI, a favor y en contra 
 
El debate organizado por la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI mostró en un cara a cara de qué están hechos los tres candidatos a ocupar la presidencia del tricolor.
 
Hay que decirlo, la yucateca Ivonne Ortega se entretuvo más tiempo en denostar a su adversario, Alejandro Moreno Cárdenas pensando que así lo bajaría de las preferencias y simpatías entre la militancia y se olvidó de explicar el partido que quieres dirigir, y más allá, de cómo hacerlo competitivo electoralmente.
 
Vamos, por su mente no atravesó la idea de colocar otra vez al PRI en la pelea para ganar elecciones, después de la derrota electoral de 2018. 
 
Incluso aceptó que durante el proceso electoral del año pasado se ausentó para irse a España dejando a su suerte al candidato a la presidencia de la república, José Antonio Meade.
 
Aunque se había establecido un pacto de no agresión entre los candidatos, la ex gobernadora de Yucatán utilizó cada derecho de réplica para atacar a Moreno Cárdenas como si se tratara de un debate transmitido en cadena nacional entre presidenciables para ganar notoriedad.
 
La estrategia le falló y dejó ver que quien va arriba en las preferencias de la militancia es el campechano.
 
De su lado el gobernador con licencia, sabedor de su cómoda ventaja en este proceso, centró su discurso en la propuesta, incluso el hashtag #AlitoPropone se volvió tendencia en las redes sociales.
 
Habló de un PRI competitivo, ganador de elecciones, que le disputará, con la fuerza de la militancia, todos los espacios a Morena y el PAN en el 2020, 2021 y 2024. 
 
Pero además, envió un mensaje al gobierno de Andrés Manuel López Obrador al dejar en claro que serán una oposición “inteligente y crítica”, frente a un gobierno federal que, dijo, “no tiene brújula” y se muestra “incapaz” de dar resultados a la gente. 
 
Aunque a la veracruzana, Lorena Piñón el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le validó su registro para contender por la dirigencia tricolor, durante el debate se observó que aún le faltan tablas para disputar el máximo cargo de representación de la militancia priista. 
 
El siguiente debate entre los aspirantes será el próximo 7 agosto, unos días previos a la elección del 11 del mismo mes. No se duda que vendrá a confirmar lo que todo mundo ya sabe, sobre quién será el próximo presidente del tricolor.

Testigo fiel
Por: Jesús Torres 
En el PRI, la suerte está echada 
 
La encuesta publicada por el diario El Universal, vino a confirmar lo que en esta columna ya se había anticipado el pasado fin de semana: que el candidato mejor posicionado para la dirigencia nacional del PRI es el campechano, Alejandro Moreno Cárdenas.
 
Y en ello, hay que decirlo, también han influido las 'benditas redes sociales', pues el gobernador con licencia las ha sabido utilizar a la perfección desde que arrancó su campaña.
 
Alito, como es conocido, sabe también a la perfección el papel que juegan los medios de comunicación, y sin duda han tenido un papel preponderante en cada una de las entidades de la república que ha visitado. No es un político que esté confrontado con periodistas y analistas, al contrario los considera un puente importante para dar a conocer su proyecto de partido y de país que quiere.
 
Por eso los resultado de la encuesta que publicó El Universal no podían ser de otra manera. 
 
La consulta que realizó el rotativo en todo el país se hizo de manera telefónica con personas afiliadas al Partido Revolucionario Institucional. 
 
El 42 por ciento se manifestó a favor de Moreno Cárdenas mientras que el 27 por ciento lo hizo por la yucateca, Ivonne Ortega, lo que refleja una ventaja cómoda en las aspiraciones del campechano.
 
Con la encuesta se observa además que Alito Moreno sale bien librado de las acusaciones que durante toda la campaña ha emprendido en su contra la ex gobernadora de Yucatán quien ha insistido en demeritar el proceso interno del tricolor y descalificar al más fuerte de los contendientes.
 
A pesar de ello, en la consulta realizada por El Universal los priístas manifestaron gran interés por el proceso interno próximo a celebrarse.  
 
Así, el 55 por ciento de los entrevistados afirmó que 'les interesa mucho' y únicamente sólo el 7 por ciento respondió que 'no tiene ningún interés' en participar.
 
En una entrevista realizada a inicios de esta semana por el periodista, René Delgado del Grupo Reforma, en el programa 'Entredichos', Moreno Cárdenas echó por tierra la mayoría de las acusaciones que sus adversarios le han puesto en el camino para llegar a la presidencia del partido. 
 
Cómo se dice coloquialmente, en el PRI, la suerte ya está echada el próximo 11 de agosto.

Testigo fiel

Por: Jesús Torres 

Las revelaciones de Urzúa

 

El ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa le puso nombre y apellido al personaje involucrado en el conflicto de interés del que hizo referencia en su carta renuncia al cargo el martes de la semana pasada. 

 

El ex funcionario no había dado mayor explicación a su epístola tras su salida del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, hasta que rompió el silencio en una entrevista que concedió a la revista Proceso.

 

Lo que era un secreto a voces, el propio Urzúa lo vino a confirmar después de permanecer siete meses en el gobierno de López Obrador y de conocer las entrañas del quehacer público en el ambito federal: que el jefe de la oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo es quien por un interés personal o económico nombró a los titulares del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la banca de desarrollo. 

 

A eso se refería en la carta que le envió a AMLO el pasado martes 9 que hizo temblar la Bolsa Mexicana de Valores y el peso mexicano. 

 

Y cómo no si el encargado de manejar los dineros del gobierno federal estaba dando a conocer posibles actos de corrupción entre funcionarios del gabinete de la Cuarta Transformación. Y lo que también es peor, que los encargados del SAT, son neófitos en asuntos fiscales y económicos. 

 

Sólo así se entiende porqué el ex secretario de Hacienda se oponía, -ahora ya se sabe- a que se cancelara el aeropuerto de Texcoco y se insista en la construcción de la refinería de Dos Bocas, cuando en este caso la prioritario es la exploración y producción de petróleo, más allá de satisfacer un capricho del originario de Macuspana.

 

Urzúa no sólo identificó al jefe de la oficina de la Presidencia de la República con quien mantuvo serías diferencias dentro del gabinete de López Obrador sino también al ex priista y ex salinista, Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

El conflicto con el poblano tuvo que ver con la intención de incumplir un contrato por el cual se construyó un gasoducto submarino en el Sistema Sur Texas-Tuxpan y por el cual se correría el riesgo de dejar al país por un buen tiempo sin fuentes de energía además de poner en peligro el Tratado entre México-EU-Canadá.

 

Si lo dicho por Urzúa es apenas la punta de la madeja del conflicto de interés que existe al interior del gobierno federal imagínense lo que ocurre en otras áreas de los impulsores de la 4T y que todavía no nos hemos enterado. Al tiempo.

Testigo fiel

Por: Jesús Torres 
Alito, el puntero 
 
A casi un mes de las elecciones internas del PRI, la competencia por el liderazgo del tricolor después de ser entre dos contendientes, Alejandro Moreno Cárdenas e Ivonne Ortega, paso a tres, con el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que restituyó la candidatura de la veracruzana, Lorena Piñón Herrera.
 
Hasta hoy, en las redes sociales, uno de los mejores termómetros para pulsar la campaña interna del tricolor, el aspirante que mejor se ha posicionado es el campechano, Alejandro Moreno Cárdenas.   
 
El priista ha sabido utilizar las diversas plataformas digitales para dar a conocer las actividades que viene realizando como parte de su proselitismo para escalar a la dirigencia del PRI nacional con su compañera de fórmula, Carolina Viggiano. 
 
Pero además, en los actos que ha sostenido con la militancia en casi dos semanas, han sido de amplia respuesta a su convocatoria, a quienes ha propuesto refundar el partido desde las bases para convertirlo en una real oposición que gane elecciones.
 
Hay que decirlo también, en su discurso Moreno Cárdenas ha mantenido una crítica hacia el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador por políticas mal encaminadas en temas financieros, generación de empleos y seguridad pública.
 
En contraparte, su adversaria, la yucateca, Ivonne Ortega se ha centrado más en desprestigiar el proceso de su partido y a intentado través de la descalificación bajar a Moreno Cárdenas como puntero en lo que va de la campaña. 
 
La ex gobernadora pensó que así como había descarrilado de la competencia a la veracruzana, Lorena Piñón lo mismo haría con el campechano contra quién se desató una guerra sucia en algunos medios de comunicación.
 
Al final del día, la veracruzana por órdenes del máximo órgano jurisdiccional del país regresó a la pelea con todos sus derechos políticos salvaguardados. 
 
Se dice que es una derrota más de las que ya ha acumulado Ivonne Pacheco como la que le espera el próximo 11 de agosto en que se elegirá al próximo dirigente nacional del tricolor mediante el método de consulta directa a la militancia. 
 
 
 
 
 
 
 
 

Facebook Like Box