Inicio Testigo Fiel Informe salpicado por la violencia

Informe salpicado por la violencia

115
0
Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Informe salpicado por la violencia

Si aún hay ingenuos que creen que la inseguridad en este país es mera percepción están muy equivocados. La realidad es otra.

El primero de diciembre, cuando el presidente, Andrés Manuel López Obrador reconocía ante millones de mexicanos la falta de resultados en materia de seguridad pública, ese día se registraba como el más violento del año. Qué coincidencias.

Y no es invento de este columnista, el reporte fue dado a conocer por el mismísimo Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), por cierto, una área dependiente del gobierno federal.

De acuerdo con los datos de este grupo interinstitucional el uno de diciembre rompió el récord diario de víctimas de homicidio doloso al registrarse 127 personas asesinadas en el país.

Hay que decirlo, es la cifra más alta en lo que va del sexenio de López Obrador, esto es, muy por encima de los promedios diarios que se han presentado en la administración del tabasqueño.

El evento que disparó la cifra de víctimas durante el primer día de este mes fue la emboscada a policías estatales en Villa Unión, Coahuila, ya que en esa entidad se contabilizaron 21 víctimas, entre delincuentes, uniformados  y ciudadanos.

El resto de los homicidios se registraron en el Estado de México, con 14 víctimas, seguido de Guanajuato y Oaxaca, con 10 cada una; Baja California, con 9; Michoacán, con 7; y Veracruz y Puebla, con 6 cada una.

Ciudad de México, Jalisco, Hidalgo y Tamaulipas tuvieron 5 cada una; Guerrero 4; Chihuahua, Nuevo León y Tabasco 3 cada una; Colima, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas 2 cada una; Nayarit, Quintana Roo y Sonora 1 cada una. ¡Todos, en un sólo día!

Aun y con esos resultados y que México ha sido considerado uno de los países más violentos a nivel mundial, comparado incluso con países de Medio Oriente, el originario de Macuspana se ha resistido a cambiar su política en materia de seguridad y de combate al crimen organizado.

Lo peor del caso es que, tal como se ha previsto, este 2019 concluirá como uno de los años más sangrientos en la historia de México. Así las cosas y a como vamos, se observa altamente complicado que sea en el 2024 cuando se respire un clima de paz en este país como lo han prometido.