Inicio Testigo Fiel Intercampañas, ¿para qué

Intercampañas, ¿para qué

92
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres
Intercampañas, ¿para qué?
 
No veo cuál haya sido la finalidad del Instituto Nacional Electoral (INE) de haber determinado un espacio de tiempo para lo que ha denominado como “intercampañas”, cuando en los hechos los partidos políticos y candidatos siguen dándose con todo previo a la elección federal del 1 de julio.
 
Se supone que en esta fase los candidatos no pueden hacer campaña, y los partidos políticos sólo pueden difundir sus postulados. La ley electoral estableció así este periodo a partir del día siguiente al que terminaron las precampañas, el 11 de febrero pasado, al día anterior al inicio de las campañas, es decir el 29 de marzo.
 
Si bien ha significado un respiro para descontaminar un poco el ambiente de la política no ha sido del todo así, la lucha por el poder está a todo lo que da. 
 
El más vapuleado en los últimos días ha sido el abanderado de la Coalición al Frente por México de los partidos PAN-PRD y MC,  Ricardo Anaya a quien se le involucra con el lavado de dinero por la compra de un terreno valuado en poco más de 50 millones de pesos. Un escándalo mayúsculo que lo tiene en jaque rumbo a la presidencia de la república.
 
Anaya no se ha podido quitar de encima las acusaciones que pesan en su contra máxime cuando su lema de campaña estaba orientado al combate a la corrupción. Escupió para arriba y le cayó en la cara.
 
En esta batalla tampoco se ha salvado el candidato de la coalición Todos Por México, de los partidos, PRI, PVEM y PANAL, José Antonio Meade a quien se le trató de vincular con presuntos desvíos de recursos públicos en la Sedesol, aunque el tema no pasó de convertirse más que en un uso político-electoral de sus adversarios.
 
En este periodo el candidato de la coalición, Juntos Haremos Historia de los partidos, Morena y PT, Andrés Manuel López Obrador ha sido igual blanco de ataques por la relación con personajes cercanos a su campaña como el empresario Alfonso Romo a quien un diario estadounidense puso en duda su trayectoria empresarial por su falta de ética y transparencia en el manejo de las finanzas.
 
Ya ni que decir la zarandeada que le propinó al tabasqueño el escritor y novelista peruano, Mario Vargas Llosa quien alertó a los mexicanos sobre el populismo y la demagogia personificados en el originario de Macuspana.
 
Y eso que la campaña aún no arranca.