Inicio Buril Jesús Alí se levantó y anda para el 2018

Jesús Alí se levantó y anda para el 2018

200
0

Franja Sur 
Jesús Alí se levantó y anda para el 2018

René Alberto López

E-mail: ralopez22@hotmail.com

En Tabasco, la carrera por la gubernatura comenzó hace rato y aquellos que pretenden competir por la silla de Plaza de Armas ahí van caminando con pasito tun, tun a fin de cimentar un proyecto político.

Los distintos aspirantes no se dan descanso en el afán de construir su posible candidatura. Pero será después de las elecciones a realizarse el próximo mes de junio, en la que se elegirán 12 gubernaturas y 967 alcaldías, cuando comenzará a clarificarse el panorama en esta entidad rumbo al 2018.

En el PRI son varios los que han levantado la mano y otros realizan proselitismo soterrado a través de seguidores, pero no esconden sus deseos de abanderar a su partido.

No obstante, en ese instituto político los que tienen posibilidades reales de alcanzar la nominación son únicamente tres de sus cuadros de primer nivel, en virtud de los medios a su alcance: uno de ellos y, quizá el que tiene el mejor escaparate es Jesús Alí de la Torre, quien compitió por la gubernatura en 2012.

Haber sido el candidato del tricolor en los comicios anteriores le da el plus de ser conocido por amplia mayoría del pueblo tabasqueño, pues además de conseguir cerca de 470 mil votos, esa postulación le permitió recorrer el estado de pies a cabeza.

Otros cuadros con innegables herramientas políticas para ser postulados son la diputada federal Georgina Trujillo Zentella y el director general de Caminos y Puentes Federales Benito Neme Sastré y, párele de contar en ese instituto político.

Precisamente ayer Jesús Alí de la Torre sostuvo un encuentro con columnistas del Pentágono, en cuyo diálogo demostró no desconocer los problemas que agobian al estado de Tabasco y su visión de impulsar un gobierno a la altura de las circunstancias.

El hubiera no existe, pero sólo el destino sabe si a estas alturas “estaríamos mejor con Chucho Alí”, pero lo que no cabe duda es que el priista tiene arrestos y deseos por impulsar una política menos cerrada y alejada del revanchismo, esto es, de amplia participación ciudadana.

Otra virtud mostrada por el político es que no se arredra ante la adversidad y está echado para adelante en su pretensión de obtener la candidatura del PRI, lo expresa con todas sus letras, aunque no sobra decir, conociendo sus números, que incluso le alcanza para impulsar una candidatura ciudadana.

Jesús Alí se sintió cómodo hablando de su proyecto en un espacio libre, plural y abierto a todos los pensamientos y a todos los personajes sin distinción de colores y clase social, como lo puso en práctica el grupo de periodistas que conformamos el Pentágono.

Y ya que abordamos el tema de las candidaturas sin partido político, otro que anda movido rumbo al 2018 es el aún perredista Oscar Cantón Zetina, representante del gobierno del estado de Tabasco en la Ciudad de México.

El domingo último donó un auto a la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, sección Tabasco, cuya unidad fue rifada entre los maestros de esa institución.

El político estuvo como invitado en la celebración de los mentores y se chutó toda la fiesta. Esas son ganas de meterse en la amplia franja ciudadana, en caso de que lo relegue su partido.

Sin embargo, en esa escuadra, actualmente en el poder estatal, al parecer la nominación estará peleada entre los neoperredistas, pues ya que “le salió carne al hueso” todos quieren ser candidato al gobierno del estado.

 

No es gratuito entonces que ayer el diputado federal Juan Manuel Fócil Pérez, quien también hace olas para ser visto por su partido, puso en marcha “un programa piloto” en Tierra Colorada, a través del que venderán tortillas a nueve pesos el kilo en las colonias populares. Lo dicho, muchos ya caminan, y varios de ellos por la libre, como debería ser.