Inicio Testigo Fiel La apuesta por limpiar la UJAT

La apuesta por limpiar la UJAT

135
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

La apuesta por limpiar la UJAT

Una de las primeras acciones que realizará  Guillermo Narváez Osorio al asumir la rectoría de la UJAT, será la de practicar una auditoría a la administración de José Manuel Piña Gutiérrez, quien fue vinculado a actos de corrupción por la llamada ‘Estafa Maestra’.

Aunque a mediados de agosto del año pasado, el gobernador, Adán Augusto López Hernández públicamente ‘exoneró’ de toda culpa al aún rector de la máxima casa de estudios, no obstante, el caso fue retomado hace unos días por Narváez Osorio en una entrevista de radio.

El ex secretario de Educación señalo que dadas las condiciones financieras en que recibirá la institución, es conveniente que se sepa si hubo desvío de recursos o no y se deslinden responsabilidades.

De tajo lo que propone el aspirante a la rectoría es realizar una ‘limpia’ en asuntos como la “Estafa Maestra”, y los contratos ilegales que se hicieron con Pemex.

Y no es para menos, a pesar que Piña Gutiérrez se deslindó en su momento de cualquier acto de corrupción, persiste la sospecha que fue uno de los principales beneficiados con recursos otorgados por Pemex.

Según el rector, de los cinco contratos de servicios firmados en 2013 entre la UJAT y Pemex Exploración Producción (PEP) y uno con la entonces Sedesol en la “cruzada contra el hambre”, todos fueron solventados ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La universidad tenía que proporcionar asistencia técnica y apoyo operativo en trabajos de perforación, terminación y mantenimiento de pozos petroleros, sin embargo no contaba con capacidad técnica, material y humana y subcontrató 7 empresas de las cuales cuatro realizaron el 100 por ciento de los trabajos y la UJAT se quedó con más de 128 millones de pesos de comisión.

En esa triangulación de recursos también participaron las universidades Popular de la Chontalpa (UPCH); Politécnica del Golfo de México (UPGM); el Instituto Técnico Superior de Comalcalco (ITSC) y la Universidad Tecnológica de Tabasco (UTT), ésta última también exonerada por el actual gobernador del estado.

Si el próximo rector de la UJAT lo que quiere es limpiar la imagen de esta casa de estudios, no suena descabellado, aún y con todas las implicaciones que ello conlleva, al final de cuentas, no sólo urge sanear las finanzas de la institución sino también su prestigio que hoy por hoy está por los suelos.