Inicio Transparencia política La coalición ganadora

La coalición ganadora

64
0

TRANSPARENCIA
POLÍTICA
Erwin Macario

La coalición ganadora

El gobernador no decide
candidaturas… el que quiera
tiene que separarse en el cargo.
Adán Augusto López 040920
Entrevista en Telerreportaje

Con dos municipios gobernados por concejos municipales y mostrados como ejemplo de la corrupción, y otros siete —al menos— señalados como malos gobiernos, aunque no se proceda contra ellos, el partido de Andrés Manuel López Obrador tendrá en los comicios del 2021 un fuerte revés rumbo a la sucesión del 2018.

A la caída de los alcaldes de Jalapa, María Asunción Silván Méndez, y Macuspana, Roberto Villalpando Arias, una mujer y un hombre, seguida de la renuncia de sus cabildos, Morena frenó toda acción contra ediles ante la cercanía del proceso electoral local que arrancará la primera semana de octubre.

Se salvaron de ser investigados y ser obligados a abandonar sus cargos, al menos las presidentas municipales de Centla (Guadalupe de la Cruz Izquierdo), Tacotalpa (Tomiris Domínguez Pérez y Teapa, Tey Mollinedo Cano; así como los alcaldes de Balancán (Saúl Plancarte Torres), Huimanguillo (José del Carmen Torruco Jiménez), Paraíso (Antonio Alejandro Almeida) y Tenosique, Raúl Gutiérrez Cortés.

De los 15 municipios que tuvieron alcaldes de Morena, por el arrastre de López Obrador en las urnas, con un 6de6 que lamentan los tabasqueños, si acaso los de Cárdenas, Centro, Jalpa de Méndez y las de Comalcalco, Cunduacán y Nacajuca, podrían librar una investigación a fondo.

La de Comalcalco, Lorena Méndez Denis, y la de Nacajuca, Janicie Contreras García, por tener padrinos de lujo.
La forma en que han gobernado los ayuntamientos de Morena, así como el descontento que existe en los pueblos por la falta de inversiones productivas que aminoren la crisis económica agravada por la pandemia del Covid-19, amén del rencor silencioso por las víctimas del virus, dejan ver que el partido en el gobierno perderá la mayoría de municipios en el 2021 y tratará de mantener el control en el Congreso, que también se ve un poco difícil, como habrá tiempo de comentar, DM.

En esta ocasión tomemos un ejemplo que puede ilustrar lo que pasa con Morena a dos años de gobernar.
Sin muchos problemas en Centro, Comalcalco y Cárdenas, los municipios con mayor votación, veamos otro que igual es de importante en el número de electores, Huimanguillo.

En la tierra de la piña y los cítricos, se puede ver la gran ventaja que una coalición como la que teme Morena, la del PRI, PRD y PAN, tendrá sobre cualquier candidato del actual partido gobernante.

En la jornada electoral del 2018 el efecto López Obrador hizo presidente municipal a Carmito Torruco, que ni siquiera tenía el mérito de haber sido un buen alcalde priista en el primer trienio de Roberto Madrazo.

Ahora está entre los señalados como mal autoridad, pero con protección de Morena, partido que no tenía a quien postular ahí en la pasada elección y la candidatura le fue ofrecida por el actual gobernador Adán Augusto López Hernández.

Por la fuerza de Andrés Manuel, Carmito recibió 37 mil 096 votos de ciudadanos que le apostaron a Morena y al cambio, a la transformación, y otros 1 mil 575 que sufragaron por el PT, que avalaba la candidatura común de Torruco.

Se estima que, en la elección del primer domingo de julio del 21, esos números caerán, ante la corrupción que se ha señalado contra el alcalde de Morena y algunos de sus funcionarios.

Si conservara sus votos por milagro —que ya no puede hacer AMLO— Morena pierde Huimanguillo —y otros municipios— sólo sumando los votos firmes que obtuvieron PRD, PRI y PAN, en total 44 mil 636 según las cifras oficiales de esa elección.

Si bien las frías cifras advierten la ventaja de una coalición o incluso candidatura común en Huimanguillo, vale la pena señalar algunos pecadillos de Morena, que le harán bajar votos:
Carmito quiere como sucesora, por Morena, naturalmente, a quien es su síndica de Hacienda, Anayanci de Jesús Herrera H , a quien el pueblo acusa de tener como contratista del Ayuntamiento a su esposo Adrián Sánchez.

“Es el encargado de realizar las obras de las casa que entrega el gobierno federal con una constructora que inventó para saquear las arcas, esto es corrupción, neopotismo (Sic), influyentismo, etc.”, ha circulado en redes sociales.

En ese afán de ayudar a Anayanci, el alcalde, al que acusan de que ha dejado el Ayuntamiento en manos de un hijo, propicia señalamientos contra la diputada de Morena por Huimanguillo, Karla María Rabelo Estrada, mientras al interior le hacen ruido algunos de sus funcionarios.

Esto también es público en medios: Los criollitos que buscan la presidencia de Huimanguillo.

Ahora resulta que estos tres personajes están preocupados por servir al pueblo como presidentes municipales; esto es una calamidad ya que estando como servidores públicos sólo se han llenado las bolsas de dinero conseguido con las mochadas y tranquiñuelas (sic) que hacen en el Ayuntamiento.

“Adrián Sánchez: contratista fantasma
Arturo González, moches a clandestinos y contratistas.

Y Pedro Díaz: al parecer es una blanca palomita pero tiene sus desvíos de recursos en su área de la secretaria técnica.
Amigo huimanguillense estarías dispuesto darles más poder a estos servidores públicos maletas”.

En Huimanguillo hay coraje. Por eso dicen: “Sin mencionar a una diputada mediocre que sólo llegó a calentar la curul.

Quieren quitar los caciques porque ahora ellos quieren ser los nuevos caciques”.

La mesa está servida para una coalición de partidos entre PRI, PRD y PAN.