Inicio Testigo Fiel La huida de Salomón

La huida de Salomón

93
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres
La huida de Salomón
 
El exdelegado en Tabasco del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Jorge Salomón Azar aplicó aquel dicho que reza: más vale que digan que aquí corrió que aquí quedó. En otras palabras prefirió abandonar la plaza antes de la inminente derrota que le espera al tricolor y su candidata a la gubernatura, Georgina Trujillo el 1 de julio próximo.
 
Según el ex representante del CEN del tricolor su salida obedece a un asunto más de tipo familiar que político, aunque ya se sabe que en estos casos siempre se estilan cuestiones personales o de salud para tratar de ‘tapar’ el sol con un dedo de lo que ocurre al interior de un partido, sobre todo a unos días que arranquen las campañas locales.
 
Salomón Azar dio a conocer su renuncia no por los canales institucionales como normalmente lo hacen los políticos, sino que acudió a una estación de radio el pasado 6 de abril para informar que ya se iba. 
 
Su partido en vez de redactar un comunicado para confirmar oficialmente su salida hizo ‘mutis’ de ello lo que dice mucho de cómo están las cosas en el Revolucionario Institucional.
 
Pero según el exdelegado del PRI después de un año y cuatro meses de haber permanecido en el cargo, deja buenas cuentas y un partido organizado y listo para dar la pelea el día de las elecciones, incluso con una candidata posicionada en el segundo lugar de las encuestas. ¿Ustedes le creen?
 
La verdad es que desde su llegada a Tabasco para el político de origen campechano las cosas no fueron fáciles, de ahí su dicho que los tabasqueños son difíciles en eso de respetar acuerdos. 
 
Y no sólo eso, su franqueza y la forma de decir las cosas, sin pelos en la lengua, lo mantuvo confrontado con grupos priistas que hoy son los que toman decisiones en ese partido. 
 
Apenas tras su renuncia Salomón Azar fue duramente criticado por el candidato al Senado, el exgobernador, Manuel Andrade Díaz quien le recetó una máxima que se aplica en Tabasco en estos casos: a palos salen las hicoteas.
 
Así las cosas, el futuro que se avizora para PRI previo a la jornada electoral no es muy promisorio que digamos.