Inicio Buril La “Ley Núñez”, entre las traiciones del gobernador

La “Ley Núñez”, entre las traiciones del gobernador

93
0

La “Ley Núñez”, entre las traiciones del gobernador
Por: René Alberto López

E-mail: ralopez22@hotmail.com

El pasado 23 de diciembre la mayoría del PRD, con algunos aliados, entre ellos un diputado del PVEM, aprobó en la 61 Legislatura local, las reformas a la Ley del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), bautizada como la Ley Núñez.

Permítanme contarles, a propósito del tema que, cuando radiqué en el estado de Campeche, hice migas con un dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, allá es la sección 4, si no recuerdo mal. Era un líder con muchas tablas en el tema sindical.

Cierto día me platicó que a los trabajadores se les puede hacer de todo. Acarrearlos a mítines, negarles permisos, quedarle mal con uniformes deportivos. Negarles un camión, por ejemplo. No pasa nada. “Ah, pero nunca le toques los bolsillos, porque ahí si vas a tener problemas”.

En efecto, alguien asesoró mal al gobernador Arturo Núñez Jiménez o tal vez, la medida es producto de esa altanería, prepotencia sin límites, que ha distinguido a su administración en tres años de estar dando tumbos.

Vea usted, el camino de “Súper Núñez” está cundido de traiciones. Ahora, en toda su magnitud, estamos conociendo al gobernador de Tabasco como un “traidor empedernido”.

1.- Primera gran traición de Arturo Núñez: Fue en el año 1999, cuando había pactado con el entonces gobernador Roberto Madrazo Pintado, que él sería el gobernador en los comicios de ese año.

Se dio entonces la elección interna para designar al candidato a la presidencia de la república, entre Madrazo y Francisco Labastida Ochoa. Sin embargo, el fundador de la agrupación “José María Pino Suárez”, en su ambición de obtener la secretaria de Gobernación, abandona a Madrazo y se va con Labastida.

2.- Segunda traición de Arturo Núñez: Cuando Evaristo Hernández Cruz fue presidente municipal de Centro, el entonces alcalde, a petición de Núñez, acomodó en la alcaldía a varios de su equipo. Entre ellos a Wilver Méndez, Pedro Lara, así como a un sobrino.

También recomendó a periodistas para que Evaristo los apoyara con pagos de publicidad. Conozco a dos reporteros que arropó el munícipe, a pedimento de Núñez y, ahora Núñez llama traidor a Evaristo, cuando en realidad es al revés.

3.- Tercera traición de Arturo Núñez: cuando estaba en la banca allá por el año 2000, a través del finado José Frías Cerino, el entonces político sin cargo público, pedía espacios en medios periodísticos, entrevistas, incluso solicitó colaborar como articulista y, en La Verdad del Sureste, encontró todo el apoyo.

En ese rotativo, lunes a lunes salían publicadas sus colaboraciones en la página dos. Muy aburridas por cierto. El periodismo no se le da. El Tabasco Hoy y el Presente, ahora sus diarios predilectos, a los que le está dando el oro y el moro, no sólo no lo pelaban, sino que se mofaban de él en sus páginas.

En su campaña en el 2012, fueron también lo reporteros de La Verdad del Sureste, quienes lo apoyaron en toda su carrera de proselitismo, antes y después de que saliera candidato del PRD. Ya como gobernador, ha maltratado a ese periódico con migajas y se olvidó de esos reporteros con los que convivía cotidianamente.

4.- Cuarta traición de Arturo Núñez: rompe con su “jefe” Andrés Manuel López Obrador, a quien le debe la gubernatura, así como la senaduría que le dio AMLO en el PRD, cuando estaba prácticamente en la calle y andaba vendiendo sus muebles, lo mismo que su casa de la colonia El Recreo. En la dirección de La Verdad del Sureste debe estar todavía un sofá color negro de piel. ¿Está aún ahí, Pericles?

Ahora le llama caudillo a López Obrador y amenazó con “verlo a la salida”, esto es, cuando ya no sea gobernador. Pero vamos a ver si tiene los arrestos para enfrentar a un presidente de México. Puede suceder, en política, dos más dos no son cuatro.

5.- Quinta traición de Arturo Núñez: Si hay alguien que apoyó a Núñez en su aspiración a la gubernatura, que le dio toda su infraestructura para reuniones como el Lienzo Charro y el restaurante de ese lugar, fue sin duda alguna el empresario Manuel Ordóñez Galán, coordinador en la campaña. Hoy Ordóñez está fuera de la secretaría de Obras Públicas, por una historia que todo Tabasco conoce.

6.- Sexta traición de Arturo Núñez: la “madre de todas las traiciones” es la que le asestó a los trabajadores del gobierno del estado y a los maestros sindicalizados, quienes le dieron la espalda al PRI y sufragaron por el perredista Arturo Núñez Jiménez, pues ofrecía el “cambio verdadero”.

Además del “fenómeno López Obrador” la cantidad de votos que le dieron los burócratas fue fundamental para sacar al PRI de la Quinta Grijalva.

Esos trabajadores, los mismos que ayer protestaron en el Congreso del estado, tenían la esperanza de un mejor futuro con el régimen del PRD, pues hastiado de los gobiernos priistas respaldaron a Núñez para que fuera el gobernador y Tabasco tuviera un mejor destino.

Pero salió peor el remedio, pues, en realidad los tabasqueños están viviendo un grosero retroceso.

El sector salud es la parte más sensible de la administración estatal, ya que está a su cargo, ni más ni menos que la salud de los niños, hombres, mujeres y adultos mayores del estado de Tabasco.

Sin embargo, están todos los hospitales y centro de salud en el abandono, y no es culpa de la administración pasada. Nada de eso, a otros con ese cuento, porque el gobierno de Núñez ha recibido alrededor de 150 mil millones de pesos en tres años.

Pero el tiro de gracia lo recibieron los trabajadores sindicalizados del gobierno del estado y los profesores con una ley a todas luces irresponsable.

El pretexto es que quieren sanear las finanzas e infraestructuradel Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco, eso suena bien, pero ¿por qué a costillas de la base trabajadora?

Porqué mejor no se bajaron los sueldos los funcionarios de primer y segundo nivel del gobierno estatal, o bien, se hubiesen dejado los mismos salarios a como estaban en el gobierno del priista Andrés Granier Melo.

Porque esta administración no dice, quiere olvidar, pero a nosotros no se nos olvida, que lo primero que hicieron fue cambiar las categorías en las distintas áreas para que se embolsaran mejores salarios los amigos del gobernador, ya ungidos como funcionarios.

Son muchísimos casos, pero ahí está uno, el de la Coordinación General de Comunicación Social del gobierno: “Doña esa”, entró devengando un salario de 49 mil pesos mensuales, pero mañosamente cambiaron el rango a esas oficinas y pasó de “Coordinación” a “Coordinación General” para llevarse cerca de 70 mil pesos. Y, así están todas las áreas.

Por eso, tienen toda la razón para estar irritados los trabajadores sindicalizados, pues el gobierno quiere sacar agua de las piedras para rescatar el ISSET.

Debido a este tipo de soberana injusticia es que ayer unos mil 500 trabajadores sindicalizados del estado, entre maestros y burócratas, protestaron frente al Congreso local en contra de la Ley del ISSET o Ley Núñez.

Alegan que afecta su economía, que golpea sus bolsillos, debido a que les están descontando el 16 por ciento de su salario, en vez del ocho por ciento anterior. Otro punto que repudian es alcanzar la jubilación con sólo el 70 por ciento del sueldo base, en lugar del cien por ciento, como estaba antes de las modificaciones.

Esta es, pues, la gran traición de Núñez a la clase trabajadora de Tabasco y, este problema apenas empieza.

Por cierto, la bancada del PRD, ahora también en la 62 legis
latura –cojean de la misma pata– encabezada por el diputado oficialista José Antonio de la Vega Asmitia, dio pena ajena en el recinto, tratando de defender lo indefendible. Pero lo del Congreso, es tema para otra columna.

Papiro | Directorio
© 2016 Copyright Papiro

Síguenos en Twiter y Facebook 

Y, entérate de lo que no verás en otros medios.

@ralopez22 @el_papiro