Inicio Testigo Fiel Layda Sansores, la peor alcaldesa

Layda Sansores, la peor alcaldesa

860
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Layda Sansores, la peor alcaldesa

La campechana, Layda Sansores San Román, no sólo no supo gobernar en dos años que estuvo al frente de la alcaldía de Álvaro Obregón en la Ciudad de México, sino que dejó el municipio en las peores condiciones que se tenga registro en  seguridad, desarrollo económico y empleo, obra pública y salud, sólo por citar algunos.

La evaluación de Arias Consultores correspondiente al mes de diciembre de 2020, el último que permaneció Sansores San Román en el cargo, antes de pedir licencia para buscar la gubernatura de Campeche, deja ver el pésimo papel que desempeñó la morenista en detrimento de sus gobernados.

Y no sólo eso, el fracaso de su administración hizo también que más de la mitad de la población de Álvaro Obregón, donde se concentra una buena parte de habitantes de la Ciudad de México, desaprobaran la gestión del inquilino de Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador y la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Al evaluarse el trabajo de los alcaldes en los 16 ayuntamientos, con el 81.5% en contra, Layda Sansores se ubicó como la peor; un 11.5% fue indiferente y sólo el 7.0% la aprobó.

El mejor calificado fue el panista, Santiago Taboada Cortina, de Benito Juárez con el 68.1% a favor, seguido por el perredista, Julio Cesar Moreno Rivera, de la Venustiano Carranza y en tercer lugar el priista, Adrián Rubalcava Suarez de Cuajimalpa de Morelos.

Cuando se pregunta si su alcalde ha cumplido con sus promesas, el 85.5% de la población de Álvaro Obregón, donde gobernó Layda Sansores hasta el mes de diciembre, respondió que no.

En materia de seguridad pública, que es el principal problema a resolver de las alcaldías de la Ciudad de México, la campechana nuevamente salió reprobada. El 91.4% de los habitantes de Álvaro Obregón dijo no sentirse seguros. Sólo el 8.6% consideró que sí.

Así las cosas, la ahora aspirante a la gubernatura de Campeche, después de dos años de administración no sólo deja un municipio con un alto problema de inseguridad, sino también de desarrollo económico, agua potable y drenaje, servicios de salud, transporte público, obra pública, alumbrado, recolección  de basura y turismo, entre otros rubros.

Ahora que la campechana recorra su estado, ¿cuáles serán sus promesas de campaña, si en dos años, con la cuarta transformación que impulsan los gobiernos de Morena, no pudo resolver lo más elemental de un municipio?