Inicio Testigo Fiel Ley anticorrupción ¿para qué?

Ley anticorrupción ¿para qué?

280
0

Testigo fiel

Ley anticorrupción ¿para qué?

Por: Jesús Torres

A mediados de esta semana, los diputados del Congreso local celebraron con bombo y platillo las reformas, adiciones y derogaciones de diversos artículos de la Constitución local en materia del Sistema Estatal Anticorrupción. Según difundió el poder legislativo, la nueva ley es un “parteaguas en la lucha contra este flagelo”.

En el discurso se escucha bien, pero no es suficiente, podemos presumir de tener las leyes más perfectas y modernas, incluso las más severas, pero si no se aplican de nada sirven y lo peor del caso es que a veces quienes las promueven son los menos indicados para hablar de ellas. Cito el caso del presidente y coordinador de los diputados del PVEM, Federico Madrazo quien a través de su cuenta de Twitter presumió hasta el cansancio de la nueva legislación, incluso aprovechó para exigir dudas de corrupción en el gobierno de Quintana Roo.

No era necesario que el diputado del PVEM se fuera tan lejos, ahí tiene el caso del municipio de Teapa donde las cuentas aún no les cuadran a los legisladores de su partido, esto y con todo que ya expulsaron al alcalde, Jorge Armando Cano Gómez. Como dice el dicho, el buen juez por su casa empieza. Ahí hay mucha tela que cortar si quieren aplicar la nueva ley anticorrupción.

Otro caso y que se ha venido denunciando constantemente en el Congreso local es el de Macuspana y en el que el legislador, también del PVEM, José Manuel Lizarraga no ha quitado el dedo del renglón sobre la malversación de fondos en que –dice- ha caído el edil del PRI, José Eduardo Rovirosa.

¿Qué espera entonces Federico Madrazo para actuar y exigir al Órgano Superior de Fiscalización toda la información sobre las cuentas públicas de ambos municipios para actuar en consecuencia?

Lo cierto es que hasta hoy lo que hemos visto en el Congreso local con esta legislatura es una protección total a alcaldes y exalcaldes que han tenido serias observaciones en sus cuentas públicas. Vamos, no se ha aplicado la ley. Incluso se dan el lujo de placearse con diputados como el caso del presidente de la Junta de Coordinación Política, José Antonio de la Vega a quien no se le despega el ex edil de Huimanguillo, Francisco Sánchez Ramos.

Como éste hay muchos casos más. ¿Hasta cuándo entonces? Ojala no sea literal lo dicho por Federico Madrazo, que la nueva ley es apenas el primer paso en la lucha contra la corrupción.

 

 

 

 

Editor
Author: Editor

Artículo anteriorDestaca Núñez trayectoria ejemplar de Ifigenia Martínez
Artículo siguienteLuce parque “La Pólvora” nueva área de juegos infantiles, con apoyo de la IP