Inicio Testigo Fiel Libertad de expresión bajo amenaza

Libertad de expresión bajo amenaza

336
0
Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Libertad de expresión bajo amenaza

La amenaza de muerte contra el periodista tabasqueño, Erwin Macario Rodríguez no debería quedar impune, las autoridades y organismos defensores de los derechos humanos, ya tendrían que haber intervenido, primero para salvaguardar la integridad del comunicador y segundo para llevar ante la justicia al agresor.

Eso sería lo que tendría que hacerse si viviéramos en un real estado de derecho, pero en estos tiempos de la Cuarta Transformación, está más que claro que la agresión a la prensa ya no sólo viene de grupos delincuenciales, sino de más arriba todavía, de Palacio Nacional.

Desde el púlpito de las mañaneras, utilizando la investidura presidencial, Andrés Manuel López Obrador, ha echado mano de todo el poder para descalificar e insultar un día, sí y el otro también, a periodistas y medios de comunicación, sólo por el hecho de ser blanco de críticas en casi dos años que lleva de gobierno.

Los ha llamado ‘prensa fifí’, ‘hampas del periodismo’,‘periodistas maiceados y chayoteros’, ‘fantoches’, ‘conservadores’, ‘halcones de los conservadores’, ‘sabelotodos’, ‘amarillistas’ ‘pasquines’, ‘manipuladores’ y lo que es peor: ‘si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede’.

Artículo 19, una organización defensora de los derechos a la libertad de expresión en México y Centroamérica, quien ya retomó el caso de la agresión a Erwin Macario, alertó que el discurso de López Obrador contra la prensa podría cundir como mal ejemplo para la comisión de actos que pongan en riesgo o vulneren la vida, seguridad personal u otros derechos de los periodistas.

Esto, considerando que México es el país más peligroso para ejercer el periodismo en América.

Así que cualquier descalificación y estigmatización desde el poder público pueden derivar en amenazas como ahora ocurrió al decano de la prensa en Tabasco.

Lo más lamentable es que hasta hoy ni el gobernador morenista, Adán Augusto López Hernández, ni la Fiscalía  o la Comisión Estatal de los Derechos Humanos se han pronunciado al respecto.

El agresor, quien por cierto estudia una maestría en la UJAT, anda tan campante, cuando hoy, debería estar rindiendo cuentas ante las autoridades.

A inicios de esta semana Erwin Macario compartió en sus redes una denuncia de un paraolímpico tabasqueño quien fue despojado de su centro de trabajo en el Instituto de la Juventud, cuya titular es la nuera del que fuera mentor de AMLO, lo que le valió una serie de amenazas de un supuesto personero de la funcionaria de la 4T. El caso sigue impune.