Inicio A rienda suelta Liderazgo inamovible

Liderazgo inamovible

375
0

A rienda suelta

Liderazgo inamovible

Por Luis Armando Mendoza Leciano.

Pues no. Contra los augurios de detractores, la mayoría expriistas resentidos, Alejandro Moreno Cárdenas no dejará la presidencia nacional del PRI.
Por el contrario, permanecerá como dirigente del PRI y principal opositor del gobierno de Morena y de López Obrador, pero más fortalecido, arropado por los exdirigentes priistas con quienes ayer sostuvo una reunión.
Alejandro Moreno, “Alito”, sigue firme en la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y seguirá siendo referente en la vida nacional, a pesar de los intentos del presidente López Obrador de minarlo a través de una persecución política que en lugar de debilitarlo lo fortalece.
Ni siquiera los audios truqueados que presenta en su talk show de cada martes la probable sustituta de Laura Bozzo le han hecho o le harán mella.
Lo cierto es que “Alito” salió más fortalecido y seguirá siendo un eslabón importante de la coalición “Va por México” a la que en Palacio Nacional le tienen miedo y han intentado dividir sin éxito.
Así que, lo he dicho y lo reitero, los detractores de “Alito” tendrán que guardar sus cirios para otros tiempos y dejar de ofrecer los Santos Óleos a quien desearían ver muerto, pero está más vivo que nunca. PIAFIDOS: INEXPLICABLEMENTE, el presidente de la Junta de Gobierno y Administración del Congreso de Campeche, Alejandro Gómez Cazarín, ha guardado un sospechoso silencio sobre el veto de la gobernadora Layda Sansores a la Ley de Amnistía aprobada por la mayoría de Morena. Como titular del Ejecutivo estatal, Layda Sansores vetó la Ley de Amnistía, es decir le enmendó la plana a la bancada de su partido, pero el Poder Legislativo no ha dado respuesta oficial a la decisión de la gobernadora de no promulgar el decreto para su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado. La actitud de Gómez Cazarín parece de sumisión del Poder Legislativo ante el Ejecutivo, pero la Constitución lo obliga a aceptar o rechazar el veto de la gobernadora. Es impensable que Gómez Cazarín se atreva a rechazar el veto impuesto por la gobernadora, pero aceptarlo exhibiría a la bancada de Morena como subordinados del Ejecutivo y, además, que los partidos de oposición en el Congreso tenían la razón al votar en contra de la Ley de Amnistía… DON RENATO Sales Gasque, el papá de Renato Sales Heredia, se moriría de vergüenza al ver en lo que ha terminado su hijo. Don Renato, un prestigiado estudioso del Derecho, ocupó importantes cargos públicos en el área de Justicia y su honestidad y rectitud como servidor público, como profesionista y como persona se mantuvieron incólumes. Su hijo no puede decir lo mismo con una trayectoria negra que abarca su dictamen de que la defensora de los derechos humanos, Digna Ochoa, se suicidó cuando todo mundo sabe que fue asesinada por militares, o su responsabilidad en la matanza de Yochixtlán, y convertido hoy en un ejecutor de venganzas al servicio de la gobernadora Layda Sansores.

Artículo anteriorDestruir a Alito, la consigna de Palacio
Artículo siguienteSanciones al gobernador de Tabasco por violar la ley electoral serán bajo lineamientos del INE