Inicio Buril Madrazo: no se puede gobernar con el hígado

Madrazo: no se puede gobernar con el hígado

96
0

Franja Sur

Madrazo: no se puede gobernar con el hígado

René Alberto López

“No se puede gobernar con el hígado, con amargura, con rencores. Se gobierna con inteligencia, con respeto, con diálogo”. Con estas palabras el ex gobernador Roberto Madrazo Pintado retrató de cuerpo entero el gobierno estatal que padece el estado de Tabasco.

Lo anterior sucedió el sábado último en un encuentro convocado por el ex candidato presidencial priistas, cuya reunión transcurrió  en un salón del restaurante Los Jinetes.

Ahí se concentró el priismo duro de Tabasco, llamémosle así, en torno a la candidatura de Liliana Madrigal Méndez. En el cónclave Madrazo fue el orador principal ante una militancia deseosa de un líder que los aglutine y los conduzca a recuperar Tabasco.

Los rostros de los presentes no mentían. Se vieron caras radiantes de felicidad. En pocas palabras, contentos de estar frente al priistas de mayor jerarquía en esta entidad del sureste.

Madrazo aprovechó para atajar el rumor que se propagó a partir de la candidatura de la Madrigal, en el sentido de que fue postulada para perder.

“Esta no es una pelea arreglada, ustedes y yo nunca hemos sido de peleas arregladas. Cuando en México se quiso arreglar la elección del 94, y quienes aquí estamos, dijimos que no se arreglaba la elección del 94, que se había ganado, y que sí el hoy salvador de almas, de conciencias había perdido la elección, tenían que decírselo, y los tabasqueños defendieron el triunfo”.

Se refirió, desde luego, a aquel suceso histórico, cuando trascendió  que el presidente Ernesto Zedillo había negociado la gubernatura con el PRD, y entregaría el poder a Andrés Manuel López Obrador, pero una indiscreción de Porfirio Muñoz Ledo ocasionó la rebelión priista de enero de 1995.

En su discurso Madrazo afirmó que ni el dirigente nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones ni la secretaria general Carolina Monroy  irían a una elección arreglada.

“Porque no pueden arreglar a espaldas de su militancia los triunfos del partido. Nosotros vamos a una elección competida, por eso nos estamos preparando”.

En la reunión lució un priismo renovado en actitud, se apreció claramente que Roberto Madrazo les vino a inyectar ese ánimo que no se veía desde que perdieron la gubernatura en el año 2012.

Para no pocos, ha sido el mejor acto del partido, desde esa aciaga fecha, pero al parecer a la dirigencia estatal del PRI “no les cayó el veinte”, porque no lo difundieron como ameritaba el encuentro.

No sólo había militantes de la capital del estado, bajaron de los 17 municipios cuadros importantes del tricolor. El lector se preguntará, como pensó este franjero: ¿Para qué, si ellos no votan en el municipio de Centro?

Pero la duda la despejó Carlos Rovirosa, uno de los que tomó el micrófono. Explicó que cuentan todos, que todos son importantes en el partido y contribuirán en el trabajo de una especie de redes, abonando para Liliana Madrigal, invitando a familiares, amigos y conocidos a votar por la candidata del PRI.   

Hubo en esa reunión ex dirigentes del partido, ex alcaldes, ex diputados locales, ex diputados federales y ex funcionarios del gobierno del estado. Toda una camada del priismo considerado duro.

El momento crucial del encuentro, que puso a los asistentes al borde de las sillas, atentos, sin perderse una palabra, y, terminaron coronando el discurso de Madrazo con sonoro aplauso, puestos de pie, fue cuando el ex candidato presidencial se refirió a la situación que priva en el estado y comparó esta administración con la que él encabezó.

Sin mencionar al destinatario por su nombre, soltó: “No se puede gobernar con el hígado, con rencores, con amargura. Se gobierna con inteligencia, con respeto, con diálogo.

“La gente se hartó de que la política se vaciara de valores y se llenara de dinero. La gente se cansó de esperar soluciones y seguir escuchando promesas. La gente ya no cree y por eso tenemos que rescatar a muchos de los que hoy están ahí, para que participen y vuelvan a creer”.

Dijo que sólo discuten de sus asuntos y se olvidan de los problemas de la gente, porque solo piensan en llenar sus bolsillos de dinero.

No hay obra pública: Madrazo

Madrazo también recordó cuando gobernó el estado: “recibí el gobierno con (un presupuesto de) siete mil millones de pesos y lo dejamos cercano a los 14 mil millones. Hoy el presupuesto es de 48 mil millones de pesos. Hoy hay más dinero pero menos crecimiento económico, hay más dinero pero menos empleos, hay más dinero pero no hay obra pública, Hay más dinero pero menos beneficios a la gente”.   

 

Tras agradecer la presencia de los convocados, el ex gobernador de Tabasco mencionó: “Se trata de ganar el desarrollo o seguir en el retroceso. Se trata de ganar el futuro o de perder la esperanza. Se tratar de levantar a Tabasco o dejarlo en la pobreza, en la miseria que estamos viviendo”.

En opinión de este franjero, a partir de este cónclave, en el que estuvo lo más granado del priismo tabasqueño, claro, con algunas notables ausencias, se abre un parteaguas en el PRI de Tabasco. Según pudimos apreciar, van con todo, y en serio, por el rescate de Tabasco.

La botica

La Ley ISSET que agrede el salario de los trabajadores sindicalizados del gobierno del estado, golpeará particularmente a uno de los candidatos a la alcaldía de Centro. Se trata de una vil traición a los burócratas. Mañana hablaremos del tema.