Inicio Testigo Fiel Medicamentos a la basura, ¿habrá responsables?

Medicamentos a la basura, ¿habrá responsables?

322
0

Testigo fiel
Por: Jesús Torres
Medicamentos a la basura, ¿habrá responsables?

Primero fue el escándalo sobre medicamentos caducados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en abril de este año, aunado a la crisis de desabasto de fármacos en hospitales públicos que afectó la salud de miles de derechohabientes en todo el país.

Aunque el IMSS rechazó que se tratara de 134 millones de piezas caducadas en los últimos tres años, como se informó en medios nacionales, lo que representó para el gobierno una pérdida de 18 mil millones de pesos, al final la institución aceptó que sí hubo medicamentos que tuvieron que ser desechados.

De acuerdo con el Seguro Social, de 2018 a 2021 se suministraron 2 mil 715 millones de fármacos, de los cuales el 0.76% presentó pérdidas por caducidad, es decir, 21 millones de piezas que tuvieron que ser tiradas a la basura.

¿Por qué no se distribuyeron si permanecían almacenadas? ¿Cuántas personas fallecieron por no contar con sus medicinas a tiempo? ¿Y los responsables?

Lamentablemente, no sólo en el IMSS se ha presentado esta problemática, ahora nos venimos enterando que en Tabasco ocurrió algo similar en el sector salud.

A mediados de esta semana investigaciones periodísticas, vía transparencia se dio a conocer que, hasta el 11 de mayo de este año, la Secretaría de Salud había registrado más de 100 mil cajas de fármacos en mal estado, lo que representa una pérdida para el erario de aproximadamente 12 millones de pesos.

Entre la lista de medicamentos integrada por 10 fórmulas químicas sobresale el Paracetamol de 500 miligramos del cual se desecharon 93 mil 280 cajas con 10 tabletas cada una.

Así también la insulina, una solución inyectable para personas que padecen diabetes y que ya no pudo llegar a las unidades de atención médica del sector salud por el vencimiento de 2 mil 341 cajas.

Otro fármaco, y de los más costosos en el mercado, fue el Lopinavir/Ritona, utilizado para personas con VIH, en este caso fueron 2 mil 47 piezas que en vez de ser entregados a pacientes con esta enfermedad se desecharon.

Aunque en menor cantidad, el mismo destino tuvo el Besilato de Cisatracurio, utilizado en operaciones quirúrgicas, incluyendo cirugía cardiaca, tanto en adultos como en niños menores de edad.

Hasta hoy autoridades de la Secretaría de Salud no se han pronunciado al respecto, pero diputados del Congreso local preparan una denuncia penal contra quienes resulten responsables.

A principios de este mes de mayo, derechohabientes del ISSET tomaron las calles de Villahermosa para denunciar el desabasto de medicamentos que vienen padeciendo en los últimos tres meses, sin saber que por otro lado se encontraban en bodegas y echados a perder.

La pregunta es: ¿Llamarán a cuentas a la secretaria de Salud, Silvia Roldán? ¿Rodarán cabezas? Ya veremos dijo un ciego.

Editor
Author: Editor