Inicio Testigo Fiel México, al precipicio

México, al precipicio

1166
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

México, al precipicio

A marchas forzadas y con el cambio inesperado del semáforo epidemiológico a color naranja en la mitad del país para que los mexicanos regresen a la ‘nueva normalidad’ el próximo 22 de junio, México debe estar preparado para enfrentar una oleada de contagios si no se toman las medidas de prevención ya con el mundo de gente en las calles.

A diferencia de otros países como China, Rusia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, España, Francia, Reino Unido o Bélgica que han reactivado sus actividades debido a que lograron aplanar la curva de contagios, en México ocurre todo lo contrario, el pico de la pandemia se ha postergado hasta el mes de julio.

Evidentemente que los gobiernos de aquellos países de primer mundo tienen un poder adquisitivo superior a los de América Latina, con mayor calidad en sus sistemas de salud, la composición de su población y la cantidad de insumos con los que cuentan para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus.

Con todo eso, en víspera de que México retorne a su nueva realidad, acercándose a los 150 mil contagios positivos y las más de 17 mil muertes, su gobierno, en medio de la peor crisis sanitaria y económica, da a conocer un ‘Decálogo’ de autoayuda para lo que viene, como: hacer ejercicio, dejar de consumir ‘comida chatarra’, no ser egoístas ni materialistas y  dejar atrás el estrés. ¡Vaya remedio!

A una semana que se normalicen las actividades, después de dejar el confinamiento, el presidente, Andrés Manuel López Obrador sugirió salir con seguridad a las calles, realizar las actividades de siempre y sin miedos ni temores.

Esto y con todo que los mexicanos viven una de las etapas más violentas que se han registrado en los últimos años por la incidencia delictiva y el número de homicidios dolosos que no paran a pesar de la emergencia sanitaria.

Entre los estados que ya se encuentran en semáforo naranja y se prepara para la nueva ‘normalidad ‘se ubica Tabasco, la tierra de López Obrador,  el cual, como reconoció su gobernador, el morenista, Adán Augusto López Hernández, sigue estando en los primeros lugares nacionales en contagios, en incidencia de tasa por cada 100 mil habitantes, por casos positivos y desafortunadamente el sexto lugar en defunciones.

Sacar a la gente de sus casas para reactivar la economía de este país, aun cuando todavía no se alcanza el pico de contagios, es tanto como enviarlos al precipicio. Al tiempo.