Inicio Testigo Fiel México, directo al despeñadero

México, directo al despeñadero

484
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

México, directo al despeñadero

Hace cuatro años, a principios de octubre de 2014, Andrés Manuel López Obrador alertaba durante una gira por Sonora, que el entonces presidente, Enrique Peña Nieto estaba llevando a México al despeñadero.

Criticaba al ex mandatario priista porque la economía no había crecido más del 2% en ese año además del desempleo y el repunte de la violencia. Qué cosas, como si hoy este país a más de un año del gobierno morenista se encontrara en las mejores condiciones en todos los sentidos.

Desde sus cuentas de Facebook y Twitter, las ‘benditas redes sociales’ a las que hoy exige cuentas y desde las cuales acusa se orquestan campañas en su contra, López Obrador citaba al diario Reforma, que hoy dice ya no lee, para acusar al gobierno de Peña Nieto del agravamiento de la crisis económica y la corrupción.

El fundador de Morena, recordó aquella vez una frase del escritor ruso, León Tolstoi que decía: ‘Un Estado que no procura la justicia no es más que una banda de malhechores’. ¿Cuántas mordidas de lengua se habrá dado ya el tabasqueño?

En casi un año y medio de este nuevo gobierno, quien está llevando a México al despeñadero es el mismísimo López Obrador, con el peor de los registros en materia de crecimiento y desarrollo económico, es decir, cero y las cifras más altas de homicidios y feminicidios en la historia de este país.

En medio de todo ello, la pandemia del coronavirus vino a dar el tiro de gracia a la gestión del morenista debido a que todos los indicadores económicos para el cierre de este año apuntan hacia una grave crisis económica que hasta hoy no saben cómo sortear.

La emergencia sanitaria ha dejado ver un gobierno inexperto en materia de salud, que no se preparó para lo peor, lo que estaba por venir con el mortal virus, a pesar que se les avisó.

La paralización de las actividades comerciales y productivas, sin el apoyo del gobierno federal y sin un plan de rescate, llevará a la quiebra a muchas empresas y por tanto se perderán, según estimaciones, alrededor de dos millones de empleos en el país.

No se ve en el corto, mediano y largo plazo cómo México saldrá adelante de la grave crisis que hoy enfrenta. Esta vez sí nos iremos al despeñadero si no se actúa a tiempo.