Inicio Testigo Fiel Morena, un hueso con carne

Morena, un hueso con carne

93
0

Testigo fiel
Por: Jesús Torres
Morena, un hueso con carne

Todavía no termina ni el 2019, pero en Morena ya se frotan las manos pensando en el 2024, no sólo a nivel federal sino en la mismísima tierra y agua del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

¿Recuerdan aquel libro del ex líder del PRD, Auldárico Hernández Gerónimo publicado en el 2014 por la UJAT, que tituló: ‘Cuando al hueso le salió carne’? pues algo similar ocurre con el partidazo de López Obrador, donde por cierto, los actores políticos siguen siendo los mismos.

Quienes hoy aspiran a ocupar un cargo, digamos los más importantes, como en el caso de Tabasco la gubernatura, ya comenzaron a atrincherarse para, no sólo figurar en los medios de comunicación y las benditas redes sociales, sino a tejer una estructura que les permita competir dentro de cinco años.

Así las cosas, en Morena, los que ya andan pensando en la sucesión para la gubernatura, aunque para ello falte un lustro, son el actual director de Pemex, Octavio Romero Oropeza; Javier May Rodríguez, subsecretario de Bienestar del gobierno federal; el alcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz y, ahora con su reciente nombramiento de presidenta del Senado, la ex flor Tabasco, Mónica Fernández Balboa.

De tres, se dice que son muy cercanos a AMLO y que cada uno tiene su grupo político al interior del Movimiento Regeneración Nacional.

Aunque también se sabe que en esto del relevo para el 2024, el gobernador, Adán Augusto López Hernández, también tiene su corazoncito y sin mayores dudas, meterá mano para la designación de su sucesor. ¿Quién será la propuesta de López Hernández? Ya veremos.

De lo que sí hay que estar seguros es que será lo que diga el ‘dedito’ del originario de Macuspana.

Por pronto habrá que esperar cómo le va a Morena en las elecciones intermedias de 2021, -dentro de dos años-, pues sin el presidente López en las boletas, el efecto ya no será el mismo y las pifias tanto en los gobiernos municipales como en la Cámara de Diputados están a la orden del día.

A todo ello hay que añadir la irritación social por la inseguridad, el desempleo y la falta de crecimiento económico, máxime cuando se trata de la tierra a la que pertenece el presidente de este país.