Inicio Buril Morena va por Tabasco

Morena va por Tabasco

117
0

Franja Sur

Morena va por Tabasco

René Alberto López

La advertencia está lanzada: Morena en el 2018 dejará de ser el limosnero electoral que creen sus adversarios.

Lo anterior lo dijo Adán Augusto López Hernández en su primer discurso como nuevo dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Tabasco.

En efecto, en la elección del pasado domingo 7 de junio, sorpresivamente el partido de Andrés Manuel López Obrador, político que mantenía aquí el liderazgo de la izquierda, fue enviado hasta el cuarto lugar, atrás del PRD, PRI y PVEM.

Si bien es cierto que era la primera vez que tomaba parte en un proceso electoral, todo mundo pensaba que con el sólo efecto López Obrador, bastaría para que ese partido se instalara como la primera fuerza política, por encima del PRD.

Eso mismo creyó el fundador del nuevo partido opositor y tal vez menospreció las patrañas electorales del gobierno estatal en turno que, aunque enarbola bandera de izquierda, sus integrantes están confeccionados, armados al puro estilo del viejo PRI.

Y es que apenas en julio de 2012 la presencia de López Obrador en la boleta electoral fue factor para que en Tabasco, por primera vez, el priismo mordiera el polvo. Todo porque el entonces candidato presidencial remolcó al candidato a gobernador, así como a abanderados a alcaldes y diputados locales.

Para nadie, pues, es un secreto aquí en tierras chocas que el triunfo perredista de ese año fue debido a la popularidad del oriundo de Tepetitán. El resultado fue exitoso: el PRD se agenció la gubernatura del estado, el mayor número de presidencias municipales y la mayoría en el Congreso del estado.

Todo fue felicidad en las filas amarilla e incluso salieron a relucir las dos frases que marcaron la efímera alianza entre López Obrador y Arturo Núñez Jiménez: “gobernador de lujo” y “mi jefe”.

Sin embargo, tres años después el liderazgo de López Obrador pareciera que hubiese pasado de moda en su tierra, pues con su nuevo partido únicamente alcanzó la alcaldía de Comalcalco y cuatro diputados en el Congreso. Un soberano revés.

La derrota electoral de Morena el pasado mes de junio obedece a distintos factores, pero el principal, sin duda alguna, fue debido a la operación siniestra desde el poder gubernamental. López Obrados ha sido claro, cuando afirma: el PRD se confabuló con el gobierno de Peña Nieto para tratar de desaparecernos.

Y. por poco lo logran. Esa es la espinita que trae clavada Morena y su fundador Andrés Manuel López Obrador en Tabasco y, por ello, el partido jaló por un relevo, digamos que de lujo, en Adán Augusto López Hernández, para conducir los destinos de ese partido.

Con Adán Augusto al frente, sin duda, Morena retoma un nuevo plus, pues es un político con el que se puede hablar, dialogar, acordar, hacer política, pues, que es lo que le hizo falta al partido antes de los comicios del mes de junio.

Entonces, en caso de que los astros abandonaran a Gerardo Gaudiano y se repitiera la elección en el municipio de Centro, es ahí donde aparece la oportunidad de Morena y de López Obrador, que vienen con todo por la revancha electoral.

Bien, los otros partidos ya habrán parado las orejas cuando el senador con licencia dijo: “yo no tengo ninguna duda que en el 2018 nosotros vamos a ganar con nuestro candidato a la Presidencia de la República y aunque les pese a los de enfrente van a reconocernos como la primera fuerza estatal”.

Y, por si había alguna duda, ahí viene López Obrador a realizar una nueva gira por comunidades y colonias del municipio de Centro.