Inicio Buril Moreno Cárdenas: pasión por Campeche

Moreno Cárdenas: pasión por Campeche

109
0

Franja Sur

Moreno Cárdenas: pasión por Campeche

› René Alberto López

No se sabe hasta dónde le alcanzará la cuerda, la motivación, su pasión por Campeche, pero lo cierto es que el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas arrancó con un ímpetu impresionante sus actividades como guía del pueblo campechano.

El pasado 15 de octubre cumplió su primer mes al frente de los destinos de ese rincón del país y, esos 30 días bastaron y sobraron para conocer que el político campechano es un gobernador distinto, que sobresale entre el montón de mandatarios.

Baste ver que al día siguiente de su toma de protesta arrancó con sus giras de trabajo y de ese día a la fecha ha recorrido los 11 municipios del estado y, no sólo para ir a agradecerles su confianza a los pobladores, sino para iniciar obras concretas que le pidieron ciudadanos durante su campaña política.

En cada uno de los lugares fue iniciando la obra pública, por ejemplo, en Hopelchén colocó la primera piedra de “una moderna subestación eléctrica”, en Calkiní arrancó los trabajos de 375 viviendas del fraccionamiento Camino Real, mientras que en Dzitbalché dio el banderazo a la pavimentación de calles.

Asimismo, en la cabecera municipal de Palizada puso en marcha la pavimentación con concreto hidráulico de la calle Independencia, en Candelaria inició obras de pavimentación y en Escárcega puso la primera piedra de lo que será el monumento al Chiclero en una de las principales avenidas de esa ciudad.

Así ha sido el ritmo de trabajo de Moreno Cárdenas, conocido popularmente como Alito, en todos los municipios, pues desde que Dios amanece ya anda en plena actividad, buscando el progreso, el desarrollo de su pueblo.

Y apenas el pasado 16 de octubre estuvo en Campeche el presidente Enrique Peña Nieto con quien inauguró la ampliación y modernización del periférico de la ciudad “Pablo García y Montilla”, en el marco de la celebración del Día del Caminero.

El sábado último en la tarde-noche, de pronto los vecinos de la capital campechana vieron que el gobernador caminaba por el parque, sin equipo de seguridad, y así fue saludando a la gente que se encontraba en la principal plaza de Campeche.

La gente, las familias le pedían la foto y, saludó de mano al empresario, al comerciante, al bolero, al vendedor de dulces. Las fotos de su placeo por el parque dieron la vuelta en la redes sociales.

Ese mismo día había estado con jóvenes en una carrera atlética y en el mismo parque el gobernador se puso a jugar timbomba con los niños, aprovechó para dialogar con integrantes de la policía turística que estaban en el lugar y subió a una de las motos de los agentes y patrulló el Centro Histórico.

Pareciera que todavía anda en campaña, pero si andar en campaña es trabajar por su pueblo todos los días, seguramente Alito estará en campaña los próximos seis años, ya que a leguas se ve que su pasión es la política y servir al prójimo.

Desde luego, habrá quienes lo tilden de populista, pero creo que una amplia mayoría prefiere un gobernador populista así, que a aquellos mandatarios que se encierran entre cuatro paredes a vegetar y no le dan la cara al pueblo que los llevó al poder.

Esa es la gran ventaja de llegar a gobernar su estado en una edad apropiada, pues aunque es cierto que a los gobernantes no se les quiere para semental, sí se les requiere con un gran activismo, que no estén adormilados, para trabajar bien en el campo del desarrollo, ahí en el terreno de la verdad.

A los gobernadores se les requiere en contacto con la gente, no en el rancio trabajo de gabinete, eso ya está en desuso, es para mandatarios diseñados a la antigüita, y hoy lo está demostrando Moreno Cárdenas a quien alejado de sus oficinas de confort, se le ve gobernando junto a su pueblo, con gran fortaleza y con el aprecio de los suyos.

No es lo mismo llegar al gobierno de un estado “flaco, cansado, ojeroso y sin ilusiones”, que en la plenitud de su juventud, como es el caso de Alito, quien a sus 40 años está visto que el gobernador de Campeche, está para más. Al tiempo.