Inicio Local Muerte de peces en Aztlanes debido al calor y falta de oxigeno

Muerte de peces en Aztlanes debido al calor y falta de oxigeno

113
0

La Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (Sernapam), estableció que la mortandad de peces en la laguna El Jicalito, ubicada en la zona de Los Aztlanes del municipio de Centro, fue provocada por la falta de oxigenación y las altas temperaturas, no por la presencia de contaminantes en la zona.

En entrevista, Juan Carlos García Alvarado, encargado de despacho de la dependencia, refirió que personal especializado atendió el informe de los pescadores del lugar y realizó un recorrido, constatando que este hecho se presentó debido a que los niveles de los cuerpos lagunares disminuyen durante la temporada de estiaje, lo que provoca condiciones no aptas para la vida de esta especie acuícola.

“Recibimos la notificación por parte del contador Sergio Arias Isidro, quien es presidente del Consejo de Administración de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas del Estado de Tabasco, por lo que de inmediato se efectuaron los recorridos de evaluación”, recalcó.

Como resultado de la supervisión, se encontró que las mediciones de temperatura en la laguna alcanzan más de 37 grados centígrados, lo cual aunado a la baja profundidad y azolvamiento por falta de lluvias, propició el descenso en los niveles de oxígeno, expuso el funcionario.

“Hay evidencia de que hubo muerte de muchos peces, pero debido a que las aves comenzaron a devorarlos no se pudo cuantificar el volumen total”, añadió García Alvarado, quien comentó que en la zona se encontraron esqueletos de mojarras tilapia, tenguayaca, bagre armado (conocido como pez diablo) y otras especies criollas.

Informó que la Sernapam ya reportó lo ocurrido a la Comisión Nacional del Agua y a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a fin de que den seguimiento al tema desde el ámbito de su competencia.

En tanto, José Raymundo Sauri Arias, subsecretario de Desarrollo Sustentable, dijo que este es un asunto que debe atenderse a fin de evitar que se vea afectada la economía de los pescadores, ya que hay otras tres lagunas en la zona donde está El Jicalito.

Recordó que un fenómeno similar se presentó allí mismo en 1999, que también fue un año seco, y en ese entonces de igual manera se descartó la presencia de contaminantes químicos o que el hecho hubiera sido provocado intencionalmente.