Inicio Nacional Mujeres protestan en CNDH; advierten más tomas de oficinas

Mujeres protestan en CNDH; advierten más tomas de oficinas

84
0

Integrantes de los colectivos feministas que tomaron las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el Centro Histórico de la Ciudad de México afirmaron que este el primero de varios actos de “ocupación” de instalaciones gubernamentales.

Esta medida forma parte de los actos de protesta en contra de autoridades federales por fallar a la protección de las víctimas de diversos delitos en el país, detalló Yesenia Zamudio, integrante del Frente Nacional Ni Una Menos y madre de una víctima de feminicidio.

La activista señaló que en las instalaciones de edificios gubernamentales que tomen permanecerán familias que no tienen una vivienda o se encuentran en el proceso de buscar justicia para alguno de sus familiares.

Las “ocupantes” afirmaron que aún no desalojan las instalaciones de la CNDH, aunque permitirán a los servidores públicos recoger sus pertenencias, materiales de trabajo y documentos.

El pasado 3 de septiembre, los colectivos y mujeres víctimas de agresiones tomaron las instalaciones de la CNDH para exigir que el organismo autónomo emita una recomendación general al gobierno federal, gobiernos estatales y las fiscalías para reconocer la gravedad de la violencia de género en el país.

Entre las mujeres que tomaron las instalaciones de la CNDH se encontraba Marcela Alemán, madre de una menor que fue víctima de abuso sexual en San Luis Potosí, quien se reunió con la titular de la comisión Rosario Piedra Ibarra.

Sin embargo, Alemán ya no se encuentra en las instalaciones y los colectivos feministas que mantienen la toma de éstas, se deslindaron de este caso.

Entre las demandas de los colectivos feministas se encuentra la inmediata atención médica y económica de mujeres que fueron víctimas de algún delito grave o buscan justicia para alguno de sus familiares.

A través de un comunicado, la CNDH señaló que existe total disposición para dialogar con las personas que mantienen ocupadas las instalaciones con el objetivo de que los servidores público continúen el trabajo del organismo. (Forbes).